Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

El Confidencial Autonómico

El manchego Alberto Saiz, director del CNI hasta abril, tiene el apoyo de la ministra Carme Chacón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 20 de abril se cumplen cinco años de la llegada de Alberto Saiz al CNI. La polémica sobre si debe cesar ya o puede volver a ser designado director, sigue sin cerrarse. Lo que sí se sabe es que la ministra de Defensa, que es la competente para proponer el nombramiento, está contenta con su trabajo. En efecto, fuentes que mantienen relación con los servicios de información,tal y como informa El Confidencial Digital, confirmaron que Carmen Chacón está conforme con la labor que viene realizando el máximo dirigente del Centro Nacional de Inteligencia. El dato es relevante, porque, aunque el nombramiento lo firma el presidente del Gobierno, la propuesta debe ser elevada por el titular de Defensa. No obstante, una cosa es que la ministra se muestre contenta y otra que finalmente Saiz vaya a ser nombrado, porque, según las fuentes consultadas por ECD, “en estas cosas nunca se sabe”. La discusión sobre si debe cesar o no en abril tiene origen en una confusa redacción de la ley reguladora del CNI, que para el director estipula que “el mandato será de cinco años”. Según unas interpretaciones, el mandato es de cinco años improrrogables, pero según otras, como la ley no lo especifica, se pueden encadenar periodos sucesivos de cinco años. Saiz, nombrado por José Bono pero que desde hace tiempo se desvinculó de él, tiene el apoyo de la vicepresidenta Fernández de la Vega, con la que ha coincidido en diversas reuniones de trabajo. Y, propiamente no es parte del equipo de Carme Chacón, sin embargo, como hemos dicho tiene su apoyo. En cualquier caso, la última decisión corresponderá al presidente, Rodríguez Zapatero. La proximidad del 20 de abril ha desatado las especulaciones, incluida la circulación de dossiers anónimos que pretenden salpicar a Saiz. En noviembre ordenó el cese del director de inteligencia contraterrorista, Agustín Casinello, nombrado por él pocos meses antes.