Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

El Confidencial Autonómico

La mano derecha de Bono desmiente las insinuaciones de un ‘golpe de Estado’ contra Barreda con un singular argumento: “queremos cambiar una columna de las Cortes”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ayer por la mañana, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha Francisco Pardo convocó al alcalde de Toledo, Emiliano García Page, "para tratar la demolición de la 'gran columna' que instaló el anterior edil del PP en la sede provincial". Sin embargo, Vicente Tirado, secretario general del PP de Castilla-La Mancha, afirmó que el objetivo de la reunión era decidir quién va a ser el sustituto de José María Barreda, "dada su debilidad en el Gobierno". "Los socialistas están realmente preocupados de la gestión de Barreda, y entre Page y Pardo están decidiendo quién coge el timón". Con estas palabras explicaba Vicente Tirado el cónclave entre el alcalde y el presidente de las Cortes Regionales, a los que el 'popular' ha calificado de "delfines". "Hay que recordar que Paco Pardo siempre fue del agrado de Bono, que le eligió como secretario de Estado de Defensa en su etapa de ministro, al igual que Emiliano García: a ambos se les señalaba como 'los hombres de Bono' y no están contentos con la gestión de Barreda", explica a El Confidencial Autonómico una voz autorizada del PP castellano-manchego. La misma fuente asegura que "la desconfianza en el presidente regional crece día a día en su partido, y eso lo estamos notando el resto de grupos políticos, por lo que no es de extrañar que los socialistas quieran un cambio". Este confidencial ha contactado con el ayuntamiento de Toledo para conocer la versión del primer edil sobre su encuentro con Pardo. Voces del entorno de García Page afirman a ECA que "en las Cortes no se ha hablado de la sucesión de nadie, sólo hemos decidido sustituir la columna que instaló allí el antiguo alcalde del PP, José Manuel Molina". Según ha podido saber este diario, García Page y Francisco Pardo han acordado instalar un nuevo 'monolito' con un tamaño mucho más reducido "que no entorpezca el paso, como lo hace el actual pilar". El proyecto supondrá un desembolso municipal de 300.000 euros. "Es la única cuestión que se ha tratado durante la reunión. Tenemos confianza plena en el presidente Barreda. Nuestro gobierno va bien", concluyen los socialistas.