Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

El Confidencial Autonómico

El Defensor del Pueblo envía por segunda vez una carta de censura al alcalde socialista de Alcázar de San Juan por su política de impuestos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Defensor del Pueblo, Enrique Mújica, ha amonestado en dos ocasiones a José Fernando Sánchez Bódalo, alcalde socialista de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), debido al afán recaudatorio del primer edil. El último 'tirón de orejas' ha llegado tras conocer Mújica los impuestos aprobados por el ayuntamiento en 2009. El Portavoz del Grupo Popular en el consistorio, Javier Fernández Ajenjo, se ha quejado del "silencio" informativo con que desde el consistorio se ha tratado esta polémica, que comenzó a gestarse hace más de un año. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, Enrique Múgica se hizo eco de la queja recibida por una ciudadana alcazareña, que informaba al Defensor del Pueblo del cobro indebido que el Ayuntamiento había hecho de un impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, lo que comúnmente se conoce por "Plusvalías". El PP ha tenido conocimiento de este asunto ahora, una vez que en el seno de la Comisión de Hacienda y Régimen Interior se haya hablado de la resolución que Mújica envió dando la razón a la vecina de la localidad, solicitando al alcalde "que se anulen las liquidaciones practicadas en el expediente de referencia y se proceda a la devolución de los ingresos indebidamente realizados con los correspondientes intereses legales". No obstante, fuentes 'populares' consultadas por ECA confirman que el Ayuntamiento ignoró aplicar la disposición. Esta actitud provocó que el Defensor del Pueblo enviase, hace seis meses, una segunda misiva, recriminando la actitud pasiva del ayuntamiento alcazareño y requiriendo nuevamente el informe preceptivo sobre la aceptación o no de la sugerencia emitida, cuya respuesta se debate ahora en el consistorio.