Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

El Confidencial Autonómico

Miguel Ángel Revilla no recibió a José Blanco en su visita a Santander. El presidente regional ha decidido no volver a hablar con el ministro tras la paralización del AVE a Cantabria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La decisión de José Blanco de paralizar el proyecto del AVE Madrid-Santander le ha granjeado al titular de Fomento un nuevo enemigo: Miguel Ángel Revilla. El presidente de Cantabria ha decidido no volver a reunirse con el ministro hasta que éste cambie de opinión. Este martes, el político gallego asistió a una conferencia en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, en la que analizó el desarrollo de las infraestructuras en España. Al acto no acudió el presidente Revilla. No obstante, estuvo muy presente en las preguntas de los periodistas al ministro de Fomento, que aseguró: " no hay ninguna postura inamovible sobre la llegada de la alta velocidad a Cantabria. Yo sé que su presidente es muy pasional en la defensa de lo que cree, pero también sé que es muy racional, y que finalmente habrá una respuesta que será asumida por el bien de todos". Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la ausencia del presidente regional, justificada a los medios locales por "motivos de agenda", ha sido totalmente premeditada: el dirigente de Cantabria no tiene ninguna intención de volver a verse, frente a frente, con José Blanco. Así lo confirman voces muy próximas a Miguel Ángel Revilla, consultadas por este diario: "para él, el único interlocutor con el que hablar sobre este asunto es el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero". Las mismas fuentes aseguran que la postura de Revilla en este asunto es "firme", por lo que "no se reunirá, ni a día de hoy ni muy probablemente en los próximos meses con el ministro de Fomento, salvo que haya un cambio por parte del Gobierno que sea favorable a Cantabria".