Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Los soldados andaluces heridos en Afganistán regresan a España ante la indiferencia del ministerio de Defensa: no fueron recibidos por ninguna autoridad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los dos legionarios heridos en Afganistán llegaron el pasado lunes a España a bordo de un vuelo militar. Uno de los heridos, cabo, pertenece al Cuartel General de la Brigada de la Legión 'Rey Alfonso XIII'. El otro, también cabo, está encuadrado en el Tercio 'Alejandro Farnesio', con base en Ronda (Málaga). En pista no había ningún representante político del Ministerio de Defensa. Fueron llevados directamente a un hospital militar. Sus compañeros confirman que este gesto ha causado malestar entre las filas de la Legión. Los heridos llegaron a la base aérea de Torrejón de Ardoz donde, según ha podido confirmar El Confidencial Digital de fuentes militares, "no había ningún representante del Ministerio" esperando a los heridos. Fueron trasladados en ambulancia hacia el hospital militar Gómez Hulla. Esta situación ha generado un clima de malestar entre los compañeros legionarios de los dos españoles heridos, ya que consideran que "hay ciertas formalidades que no les conviene a los de arriba olvidar". Pero tal y como destacan, "no es la primera vez que ocurre durante esta guerra". El pasado 6 de junio, los dos heridos formaban parte de una patrulla de reconocimiento en la zona de Sang Atesh, en la provincia de Badghis -el área asignada por la ISAF a las tropas Españolas. Sang Atesh están actualmente protegida por un puesto avanzado formado por un centenar de legionarios españoles, y supone uno de los enclaves más delicados de la peligrosa Ruta del Litio. Un grupo de insurgentes se internó en las posiciones españolas y emprendió un tiroteo con las fuerzas de la Legión que protegían el paso. Uno de los heridos recibió un disparo en la rodilla, mientras al otro le alcanzó una esquirla que se alojó en el pié. Defensa informó en un primer momento de que no serían enviados de vuelta a España, debido a que la levedad de sus heridas les permitiría volver a su unidad en "siete u ocho días". Sin embargo, al final el ministerio cambió de opinión y los legionarios heridos viajaron a España esta semana. "Los médicos se han curado en salud, por si acaso" aseguran fuentes militares.