Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Consigna del PSOE andaluz: no ir a actos con UGT

Andalucía

Polémica porque la dirección de Málaga incumplió la orden en el homenaje a Pablo Iglesias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La presidenta de la Junta de Andalucía y de los socialistas regionales, Susana Díaz, quiere alejarse de la polémica que envuelve a la Unión General de Trabajadores por el caso de las facturas falsas. Por eso ha ordenado a todas las ejecutivas provinciales que revisen todos los contratos y subvenciones concedidos al sindicato. También ha prohibido que sus cargos acudir a actos en los que estén presentes dirigentes de UGT.

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, en un acto de la ONCE con el secretario general de UGT, Cándido Méndez. La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, en un acto con el secretario general de UGT, Cándido Méndez.

El escándalo de las facturas falsas y los gastos suntuarios de la federación andaluza de la Unión General de Trabajadores está sirviendo al PP para tratar de desgastar a los socialistas andaluces, acosados ya por casos de corrupción como el de los ERE fraudulentos.

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, no quiere que su mandato se vea ligado a la suerte del sindicato hermano del PSOE. Por eso, quiere evitar a toda costa que los andaluces relacionen a los dirigentes socialistas con los ugestistas.

Orden de la dirección regional que ya ha sido infringida

Fuentes socialistas revelan a El Confidencial Autonómico que la dirección regional, con la nueva secretaria general a la cabeza, ha transmitido entre sus cargos internos e institucionales, tanto autonómicos como provinciales y locales, una consigna tajante: no acudir a ningún acto con dirigentes de UGT.

Susana Díaz y su ejecutiva no quiere ver en los medios más fotos en las que aparezcan juntos destacados responsables del PSOE andaluz y cargos de la Unión General de Trabajadores en esta comunidad autonóma.

Se trata, en la práctica, de romper las relaciones sociales -al menos públicas- con un sindicato que en los últimos meses sólo aparece en las noticias por los escándalos de los gastos desorbitados con dinero público y facturas manipuladas.

A pesar de lo tajante de la orden, ésta ya ha sido infringida. El PSOE de Málaga desobedeció la consigna el pasado 9 de diciembre, en el homenaje al fundador del partido y de UGT, Pablo Iglesias.

De hecho, la presidenta provincial del PSOE, María Gámez, y la secretaria general de UGT Málaga, depositaron juntas un centro de rosas rojas y blancas ante el busto de Pablo Iglesias. Este acto con la organización sindical ha provocado una fuerte polémica en el seno de los socialistas andaluces.

Control centralizado de la financiación

Para acabar con abusos como estos en sus filiales regionales, el sindicato de Cándido Méndez ha activado una “Comisión de Control Económico” para centralizar en Madrid la gestión de sus cuentas, como ya adelantó El Confidencial Digital.

La presidenta andaluza no quiere verse sorprendida por ningún nuevo escándalo; menos aún cuando se está planteando adelantar las elecciones autonómicas para sorprender al PP sin candidato y despegarse de su socio de gobierno, Izquierda Unida. Por eso, ha decidido tomar una decisión similar a la de UGT.

Revisión de facturas, subvenciones y contratos

Pocas semanas después de suceder a José Antonio Griñán al frente de la Junta -en concreto, entre los meses de septiembre y octubre-, Díaz transmitió otra orden interna a todas las ejecutivas provinciales del PSOE andaluz.

En este caso, se trata de revisar concienzudamente todas las facturas, subvenciones y contratos concedidos por las diputaciones y los ayuntamientos gobernados por su partido al sindicato que dirigía en Andalucía Francisco Martínez.

En el caso de las diputaciones, esta consigna de la dirección regional va especialmente dirigida a los socialistas de Huelva, Sevilla y Jaén, donde el PSOE sigue gobernando las instituciones provinciales.

Los socialistas rigieron las ocho diputaciones durante la anterior legislatura (2007-2011), hasta que en las últimas municipales el PP consiguió arrebatarles Córdoba, Almería, Granada, Málaga y Cádiz.

Recopilan información que se archiva en la sede de Sevilla

La intención de la dirección regional es asegurarse de que, en el pasado, no ha habido adjudicaciones irregulares al sindicato UGT por parte de las instituciones provinciales y municipales en las que los socialistas han gobernado en los últimos años.

Según afirman fuentes del PSOE a ECA, las ejecutivas provinciales socialistas están recopilando documentación y datos de todas estas subvenciones y contratos adjudicados a la central sindical andaluza y a las empresas, fundaciones y asociaciones que dependen de UGT.

Toda esta información la están reportando a Sevilla, a la sede central de los socialistas andaluces en la calle San Vicente, donde el PSOE archiva los datos de las relaciones entre la Unión General de Trabajadores y las diputaciones y ayuntamientos de Andalucía que ha gobernado.

Auxiliadora Jiménez (UGT) y María Gámez (PSOE), en el acto de homenaje a Pablo Iglesias en Málaga. Auxiliadora Jiménez (UGT) y María Gámez (PSOE), en el acto de homenaje a Pablo Iglesias en Málaga.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·