Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Defensa subasta el trigo y la avena excedente de la finca que ocupó el SAT de Sánchez-Gordillo

Andalucía

Los sindicalistas denunciaban que los terrenos de Cría Caballar no se utilizaban y querían cultivarlos ellos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La finca de Las Turquillas, en Écija (Sevilla) ha sido ocupada varias veces en los últimos años por jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores. Los compañeros de Juan Manuel Sánchez-Gordillo aseguraban que su intención era cultivar unos terrenos que, según ellos, estaban “infrautilizados”. Sin embargo, esa finca y otra de Jerez producen trigo, cebada y pipas de girasol suficiente para alimentar a los caballos de la Cría Caballar del Ejército y para vender el excedente por más de 450.000 euros.

Miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores entran en la finca Las Turquillas (Écija) en mayo de 2013. Miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores entran en la finca Las Turquillas (Écija) en mayo de 2013.

Durante casi un mes en el verano de 2012, y también más de una semana de mayo de 2013, un grupo de militantes del SAT ocuparon la finca militar de Las Turquillas, situada en el municipio sevillano de Écija.

Comandados por el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez-Gordillo, y por Diego Cañamero, el objetivo de los sindicalistas era sembrar melones, lechugas y sandías para evitar “el despilfarro de mantener cerca de 1.000 hectáreas en una comarca azotada por el paro masivo”.

Forraje para los caballos y excedente para financiar las fincas

Sin embargo, tanto la finca de Écija como otra del municipio gaditano de Jerez de la Frontera -ambas pertenecientes al Organismo Autónomo de Cría Caballar de las Fuerzas Armadas, en proceso de disolución- son explotadas agrícolamente por el Ministerio de Defensa, de forma que sus productos sirven para alimentar a los caballos y yeguas del Ejército.

De hecho, El Confidencial Autonómico ha podido saber que el excedente de la última campaña se va a vender en una subasta pública. Este excedente está dividido en cuatro lotes: 630.000 kilos de trigo duro (de Écija); 400.000 kilos de avena (también de Las Turquillas, en Écija); 600.000 kilos de trigo duro de la explotación de Jerez de la Frontera; y 350.000 kilos de girasol alto oleico, también de Jerez.

Los compradores interesados en adquirir estos lotes tienen hasta el 19 de marzo para presentar sus ofertas por estos lotes de productos agrícolas. El 28 de marzo se abrirán los sobres con las ofertas, que deberán ser mayores que los precios base indicados: 0,23 euros/kg para el trigo, 0,15 euros/kg por la avena, y 0,33 euros/kg por el girasol.

Por lo tanto, si Defensa consigue vender todo este trigo, avena y pipas de girasol recaudará al menos 458.400 euros. Eso, calculándolo con el precio base; la subasta seguramente elevará esa cantidad.

El dinero conseguido en esta subasta se utiliza para financiar las tareas agrícolas de estas fincas, donde se crían no sólo muchos caballos de las Fuerzas Armadas, sino también otros equinos utilizados por la Guardia Civil y la Policía Nacional en toda España.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·