Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Por qué Griñan no quiere declarar ‘zona catastrófica’ a los pueblos cordobeses afectados por el temporal: La Junta debe pagar aún las ayudas prometidas tras las inundaciones de febrero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los vecinos y agricultores afectados por el temporal que ha sacudido Córdoba durante esta semana no recibirán ayudas de la Junta. Griñán no declarará 'zona catastrófica' a los pueblos inundados para ahorrarse un dinero que servirá para pagar otras subvenciones prometidas hace seis meses. Las lluvias torrenciales caídas desde el pasado lunes al este de Córdoba han anegado a los municipios de la zona, que han sufrido importantes destrozos. Las localidades más afectadas han sido Bujalance, Montilla y Aguilar de La Frontera, en las que el temporal ha dejado hasta 600 litros de agua en calles, carreteras, y campos de cultivo. Los daños ocasionados son suficientes para declarar estos pueblos 'zonas catastróficas', pero José Antonio Griñán ya ha avisado que la Junta no aprobará ayudas económicas "hasta que se realice un estudio en profundidad". Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el deseo del presidente andaluz quiere aplazar la adjudicación de nuevas ayudas se deben al retraso del Ejecutivo regional a la hora de pagar las subvenciones prometidas a todos los ayuntamientos y particulares que se vieron afectados por las inundaciones que azotaron Córdoba y otras provincias de la región el pasado mes de febrero. "No se ha pagado ni la mitad", explica el representante de uno de los municipios damnificados por el temporal. La misma fuente, consultada por este diario, añade: "Tan sólo el 40 por ciento de los futuros receptores han recibido las ayudas prometidas. Habrá que esperar mucho tiempo para que obtengamos lo que se nos dijo en su día, porque la Junta nos ha reconocido que no hay dinero". Los que ya saben que no van a conseguir ningún tipo de compensación económica son los agricultores, que han calculado pérdidas de 30 millones de euros por las lluvias. "El Gobierno nos remite al seguro agrario y se exime de cualquier obligación con nosotros", explica una voz autorizada de Asaja en Córdoba. El representante de la asociación agraria afirma que las lluvias han afectado a los girasoles y al cultivo de algodón, aunque la uva es lo que más preocupa a los profesionales del campo: "Estamos en época de vendimia y las uvas pueden sufrir las consecuencias del temporal. Si continúa esta humedad, es posible que la fruta se pudra por la presencia de hongos". ECA ha tenido acceso a unas imágenes que muestran cómo han quedado los cultivos después de las inundaciones. Puede observarlas bajo estas líneas:

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·