Martes 28/03/2017. Actualizado 08:57h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Ante los congresos que se avecinan en los próximos meses

Juanma Moreno se enfrenta a la rebelión interna de Sevilla, Cádiz, Jaén, Córdoba...

Varios presidentes provinciales del PP en Andalucía le han plantado cara: se resisten a ser relevados por dirigentes más afines al líder regional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tres años después de tomar las riendas de un Partido Popular de Andalucía sin líder, Juanma Moreno será reelegido presidente autonómico del PP en un congreso en el que será el único candidato. Sin embargo, la situación interna se está viendo alterada por los congreso provinciales que tendrán lugar varios meses después.

Juanma Moreno, en una Junta Directiva Regional del PP de Andalucía. Juanma Moreno, en una Junta Directiva Regional del PP de Andalucía.

La del actual presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, es la única candidatura que habrá para el 15º congreso autonómico que se celebra del 17 al 19 de marzo. Moreno presentó 11.359 avales y será elegido en un sistema de doble vuelta por el que los afiliados votan a los compromisarios y también a su candidato preferido.

Todas las direcciones provinciales del Partido Popular de Andalucía han mostrado en público su respaldo, incluso le han entregado cientos y miles de avales para este congreso. Sin embargo, fuentes del PP andaluz explican a El Confidencial Autonómico que la situación interna está agitada por los congresos provinciales que están previstos para dentro de unos meses, entre mayo y junio.

El problema de las incompatibilidades

“Juanma tiene ‘levantadas’ las provincias de Sevilla, Cádiz, Jaén, Córdoba...”, aseguran destacados miembros del PP de Andalucía, que están observando cómo de forma indirecta, a través de sus respectivos equipos y fuera del foco de los medios, la cúpula regional y varias direcciones provinciales mantienen un pulso.

El motivo principal es el régimen de incompatibilidades que impulsó Juanma Moreno para evitar la acumulación de cargos. Eso puso en cuestión la continuidad de presidentes provinciales como los de Jaén, José Enrique Fernández de Moya (secretario de Estado de Hacienda), y de Córdoba, José Antonio Nieto (secretario de Estado de Interior).

Los amenazados por ese régimen exige que empiece por aplicárselo el propio Juanma Moreno: presidente del PP de Andalucía, diputado en el Parlamento andaluz (y presidente del grupo parlamentario), y además senador.

El caso es que, según fuentes conocedoras del proceso consultadas por ECA, desde el equipo de Juanma Moreno se tenía esperanzas en que los congreso provinciales del PP de Andalucía facilitaran la renovación de estos cargos. Muchos de los presidentes provinciales no son afines a Moreno, y en ese proceso de renovación se podrían haber colocado dirigentes más cercanos al presidente autonómico.

Sevilla, Jaén, Cádiz, Córdoba... 

La situación es especialmente complicada en algunas provincias:

-- Sevilla: es una de las provincias que desde el inicio de su liderazgo ha sido más reticente hacia Juanma Moreno. El presidente autonómico apuesta por Virginia Pérez, vicesecretaria del PP a nivel autonómico y que fue secretaria general provincial hasta que tuvo que dejar el cargo tras una pugna con el presidente provincial, Juan Bueno. Éste último pretende seguir al frente del PP sevillano, y cuenta para ello con el apoyo del ministro del Interior y ex alcalde de la capital Juan Ignacio Zoido. Frente a Juan Bueno, según las fuentes consultadas, se estaría tratando de levantar una candidatura alternativa en torno a Virginia Pérez y el concejal sevillano Beltrán Pérez, que tendría el apoyo de Juanma Moreno.

-- Cádiz: el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, tampoco quiere dejar la presidencia del PP de esta provincia, frente a la presión de la dirección autonómica de Juanma Moreno.

-- Córdoba: José Antonio Nieto es otro de los que se resiste a dejar el poder orgánico en su provincia. Tras perder la alcaldía de la capital, se marchó al Congreso de los Diputados y fue nombrado por Zoido secretario de Estado de Interior.

-- Jaén: el presidente provincial José Enrique Fernández de Moya tiene una situación paralela a la de Nieto. Dejó la alcaldía y ahora es secretario de Estado de Hacienda con Cristóbal Montoro. Desde la dirección regional entienden que ese cargo en el Gobierno de España les impide dirigir el partido a nivel provincial. Pero Fernández de Moya cuenta con el apoyo de Montoro para revalidar su cargo en el PP de Jaén, y también de diputados del Congreso y senadores por esta provincia. Frente a él se están levantando algunos alcaldes de localidades pequeñas de la provincia de Jaén, que pretenden armar una candidatura alternativa.

-- Granada: algunas fuentes señalan que el ex alcalde de la capital, José Torres Hurtado, no se va a quedar quieto en el congreso provincial, por lo que podría impulsar un aspirante contra el actual presidente provincial, Sebastián Pérez.

-- Huelva: el presidente provincial, Manuel Andrés González, pretende seguir. No es cercano a Juanma Moreno, pero tampoco de los más levantiscos. Cuenta con el apoyo de la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

-- Almería: Juanma Moreno ha aceptado que el veterano Gabriel Amat, alcalde de Roquetas de Mar, continúe al frente del PP provincial pese a no ser tampoco cercano al presidente regional.

-- Málaga: la provincia de Moreno sigue siéndole fiel, y no se espera que haya cambios, por lo que Elías Bendodo, presidente de la Diputación provincial, siga también en su cargo orgánico.

La composición de la dirección regional

Fuentes del PP de Andalucía consultadas por El Confidencial Autonómico señalan que en la pacificación de estas tensiones provinciales podrían aliviarse en función de la negociación que se produzca para conformar la nueva dirección de los populares a nivel regional.

Será clave qué miembros de cada provincia entran en los órganos de dirección, ya que los presidentes provinciales no quieren tener en el Comité Ejecutivo Regional a dirigentes de su provincia hostiles a ellos. Por tanto, algunas fuentes esperan que el proceso de negociación contribuya a un acuerdo entre Juanma Moreno y los presidentes provinciales más críticos, que favorecería más adelante unos congresos provinciales algo más plácidos.