Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

La Junta de Andalucía aprueba una ley que regulará la venta de la píldora postcoital en las farmacias a la vez que sancionará a los enfermos de sida que transmitan el virus

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó el pasado lunes el anteproyecto de ley de Salud Pública para la Comunidad. La nueva legislación quiere prevenir el contagio de enfermedades como el sida multando a aquellos que la transmitan "voluntariamente", pero a la vez promueve la venta libre de la píldora postcoital en las farmacias. "Entre las obligaciones recogidas en este texto normativo destaca la de poner en práctica las medidas de protección, promoción y prevención". Con estas palabras explica una voz autorizada de la consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía la decisión de incluir en la ley de Salud Pública sanciones a aquellas personas que contagien o transmitan, a sabiendas, una enfermedad. Las mismas fuentes, consultadas por El Confidencial Autonómico, reconocen que esta medida "sí se puede aplicar" a los enfermos de sida, pero también en casos más cotidianos: por ejemplo, "los ciudadanos serán libres de fumar siempre y cuando su hábito no perjudique a terceros". Dicha cláusula ha enfadado a los enfermos de sida, que recuerdan la existencia de una regulación jurídica al respecto, y que " la inclusión de este tipo de normas de contenido sancionador en una normativa de carácter esencialmente sanitario, sólo sirve para incrementar la estigmatización y castigo social que ya sufren las personas con este virus". El proyecto de ley ha provocado una polémica inusitada desde su aprobación, ya que, además, "incurre en contradicciones que son muy preocupantes", comentan a este confidencial fuentes del sistema sanitario andaluz. "No se puede crear una ley que penaliza el contagio de enfermedades y que a la vez promueva la práctica de las relaciones sexuales sin ningún medio profiláctico, facilitando luego el acceso a la píldora postcoital en las farmacias", afirman las fuentes médicas, que añaden: "la Consejería habla de ampliar la información sobre sexualidad y las enfermedades de transmisión sexual, pero a los jóvenes da un mensaje totalmente diferente, el de poder tener relaciones sin un método anticonceptivo, ya que luego existe la píldora". La Junta no ha explicado cómo se va a determinar la "voluntariedad" del contagio de las enfermedades, pero ya ha establecido las multas que podrán recibir los 'contaminantes': "el anteproyecto establece sanciones de 600 a 600.000 euros para aquellos casos en lo que el contagio ocasione perjuicio a terceras personas".