Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

La Junta asegura que el centro geriátrico incendiado tenía “tres años” para adaptarse a la nueva normativa anti-incendios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Horas después de producirse el incendio en la residencia geriátrica 'Aurora' en Sevilla, que costó la vida a seis ancianos, la Junta de Andalucía ha reaccionado 'echando balones fuera' sobre el asunto. La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, que visitó junto a José María Griñán a los heridos ingresados en el hospital Virgen del Rocío,ha afirmado que el centro no tenía dispositivos anti-incendio "porque aún tenían tres años para instalarlo". La consejera precisó que la residencia 'Aurora' tenía una autorización "provisional" de funcionamiento, pese a lo cual insistió en que el resultado de "todas las inspecciones que se han realizado en este centro residencial hasta la fecha" ha sido que "cumplía perfectamente con todos los requisitos". Por otro lado, pidió disculpas por los momentos de "confusión" que se generaron en los primeros instantes del siniestro, indicando que lo "importante en aquellas circunstancias era evitar una tragedia mayor y evacuar a las personas, así como atender a los heridos y recoger los cadáveres lo antes posible". "En aquel momento de angustia no era fácil buscar los nombres y los teléfonos de los familiares para llamarlos y comunicarles lo que había sucedido, porque lo que había que hacer era atender inmediatamente a las personas heridas y a los fallecidos", manifestó. Además, agradeció el trabajo "magnífico" que realizaron tanto los bomberos como la Policía Nacional y la Policía Local de Sevilla en la noche de ayer cuando se desató el incendio, ya que, según dijo, "evitaron un tragedia todavía mayor". En este sentido, defendió que la intervención de los bomberos fue "muy rápida", señalando que "hay que tener en cuenta que no es lo mismo evacuar un edificio con personas válidas que evacuar un edificio lleno de personas que no pueden valerse por sí mismas, además en una tercera planta, que es donde se inició el incendio y dónde estaban precisamente las personas más asistidas".