Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Misiles marroquíes amenazan la costa de Andalucía. El Gobierno sigue muy de cerca las gestiones de Rabat para comprar cohetes chinos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Marruecos está gestionando la compra a una empresa china de varias plataformas de lanzamiento de misiles de alcance medio, capaces de superar el centenar de kilómetros de distancia. Pese a que la compra no se ha confirmado -de momento sólo ha habido contactos-, el Gobierno español sigue muy de cerca el proceso de adquisición. Esos cohetes podrían convertirse en una amenaza real para el sur de la Península Ibérica. Si culmina la operación de compra de los misiles por parte del Reino de Marruecos, el régimen de Mohamed VI dispondría por primera vez en su historia de un arma tierra-tierra capaz de alcanzar ciudades españolas. Además de las plazas africanas de Ceuta y Melilla, estarían en el área de alcance de esos proyectiles importantes núcleos de población Cádiz, Algeciras o Marbella. � Fuentes gubernamentales españolas consultadas por El Confidencial Digital ni confirman ni desmienten estos movimientos por parte de Rabat, y tampoco que supongan una preocupación para la seguridad nacional, aunque precisan que "todos los pasos -de Marruecos- se siguen con atención". Al ministerio de Defensa, en concreto, "no se le escapa ningún movimiento" de nuestros vecinos, concluyen. � España dispone sistemas capaces de neutralizar una amenaza como la que podrían suponer los AR1A. Ya en 2005, el Consejo de Ministros autorizó la compra a Alemania de una batería de 64 misiles Patriot de segunda mano, por unos 100 millones de euros. � Defensa ordenó destinar batería al 74 Regimiento de Artillería. El primer disparo -de prueba- de uno de los Patriot se efectuó en octubre de 2007. La operación corrió a cargo de la 9º Batería Patriot, perteneciente al Grupo de Artillería Antiaérea de Misiles SAM Hawk-Patriot, que tiene su sede en el acuartelamiento 'Cortijo de Buenavista', en San Roque (Cádiz).