Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Ofensiva del Gobierno del Peñón tras los últimos atascos registrados en la colonia. Denuncian “acoso” por parte de España y ensalzan a la plataforma radical ‘Defenders of Gibraltar’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El paso fronterizo de Gibraltar soporta cada año 13 millones de visitas turísticas y el desplazamiento de 4.000 trabajadores en días laborables. Últimamente, coincidiendo con las vacaciones de verano, las colas se están convirtiendo en un motivo de disputa entre las autoridades de España y el Peñón: el ministro principal, Fabian Picardo, ha denunciado que sufren 'bullying' en la frontera y ha avalado oficialmente las acciones sobre el terreno del grupo 'Defenders of Gibraltar'.

“El comportamiento de las autoridades españolas es inaceptable, poco europeo e ilegal”. Con estas palabras han resumido fuentes del Gobierno de Gibraltar lo sucedido en los accesos al Peñón en lo que va de verano, con atascos de varias horas.

En una nota oficial (en inglés) a la que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico, el Ejecutivo local hace mención a la labor de dos de sus ministros, John Cortés y Steven Linares, y a la del grupo ‘Defenders of Gibraltar’.

Según relatan autoridades británicas, en los últimos días se han producido “demoras de casi seis horas” mientras se registraban “temperaturas de 30 grados” que necesitaron de la intervención de la policía del Peñón, la ‘Royal Gibraltar Police’, y decenas de voluntarios.

¿Quiénes son y qué hacen los ‘Defenders’?

El colectivo ‘Defenders of Gibraltar’, al que ya investigó El Confidencial Digital, empezó a ser más fuerte en la zona en octubre de 2012. Suelen usar tácticas de desestabilización hacia las autoridades españolas y son abiertamente beligerantes con cualquier acción llevada a cabo por España.

“Estaban haciendo cola bebés, niños, ancianos, personas con discapacidad, mujeres embarazadas y muchos otros con enfermedades, como la diabetes”, escriben en su blog los activistas en un post dedicado a esta situación.

“Era peor que ver una película sobre países del Tercer Mundo”, comentan. “Las tácticas que utilizan hoy en día [los españoles] hacen pensar que el dictador Franco sigue vivo”.

El juego diplomático continúa

En una entrevista a la BBC este lunes, Fabián Picardo ha asegurado que los problemas de este fin de semana respondió a una “venganza” de las autoridades españolas. Según relató el ministro, los retrasos en los controles –que calificó de “deliberados”– fueron la “respuesta” a la creación de un “arrecife artificial” por parte de los británicos.

La semana pasada –miércoles y jueves– se colocaron varios bloques de hormigón en el mar para entorpecer la faena de los barcos españoles en lo que Gibraltar considera “sus aguas”. Este hecho, unido a las labores de escolta que realiza la Guardia Civil a los pesqueros, ha recrudecido las tensiones entre los dos Ejecutivos.

Durante el pasado fin de semana se produjeron varios contactos entre el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y su homólogo inglés, William Hague. También ha habido un intercambio de impresiones sobre lo ocurrido con Giles Paxman, embajador británico en Madrid, y el embajador español en Londres, Federico Trillo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·