Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

La radiotelevisión pública andaluza no entiende de crisis: Pablo Carrasco, director de RTVA, cobra al año cerca de 60.000 euros más que José Antonio Griñán, presidente de la Junta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Andalucía sale mejor ser director del ente público que presidente de la autonomía. Pese a tratarse de dos cargos públicos, la corporación de Radio Televisión Andaluza (RTVA) se apoya en la financiación que no procede de la Junta -tan sólo el treinta por ciento- para justificar que los sueldos de todos los miembros del Consejo de Administración sean más altos que el del propio José Antonio Griñán y todos sus miembros de gobierno. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, las retribuciones anuales que recibe Pablo Carrasco, director de RTVA, superan en 58.197 euros -casi diez millones de pesetas- el sueldo del presidente andaluz José Antonio Griñán. Mientras que el primero cobra al año 139.352 euros, el segundo se queda en los 81.155. La desproporción, sin embargo, no queda ahí: todos los directivos del ente público de Andalucía, reciben un total de 81.651 euros anuales, cifra que supera las retribuciones del máximo dirigente autonómico. Así las cosas, los miembros del Consejo de Administración de RTVA, a propuesta del Grupo Popular, han vuelto a pedir la limitación retributiva del director general de la RTVA así como del resto de los altos cargos del ente al considerar que se trata del momento oportuno, dado que es ahora cuando se está tramitando el presupuesto para Andalucía para el próximo año. Los 'populares' presentaron de nuevo esta propuesta, como ya lo hicieron el pasado mes de Febrero. Por su parte, el Partido Socialista rechazó esta propuesta argumentando "razones de mercado", asegurando que este sueldo es lo que se paga en cualquier empresa del sector con la responsabilidad que este cargo conlleva, obviando que se trata de una empresa pública. Sin embargo, el 30% de la financiación de la corporación, procede de la publicidad y de los beneficios obtenidos por las ventas de derechos y productos de las cadenas y emisoras en propiedad de la Junta. Precisamente, y con el objetivo de regular la actividad publicitaria en la empresa pública, el Consejo de Administración se reunió la semana pasada para aprobar un código de conducta comercial que reducía los espacios publicitarios a doce minutos. Esta normativa, calificada de "novedosa" para una cadena autonómica, es por la que se rige Televisión Española, y otras corporaciones públicas europeas, desde hace años. Pablo Carrasco fue elegido director de RTVA hace ahora un año -vea aquí la información-. El entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Cháves, fue su mayor valedor. Carrasco volvía así a la cadena autonómica tras abandonar Canal Sur en enero de 2005 y convertirse en Director de Contenidos de TVE.