Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

SOS Discapacitados ha logrado ya el apoyo de 15.000 personas para denunciar a la Consejera de Educación de la Junta de Andalucía si niega la secundaria a los niños con problemas psíquicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La asociación SOS Discapacitados, que lleva tres años reclamando a la Junta de Andalucía la incorporación de profesionales para la educación de sus hijos con discapacidad psíquica, planea denunciar a la Consejera de Sanidad, María del Mar Moreno Ruiz, si los niños no pueden hacer secundaria o si siguen sin aparecer profesores para FP. La gota que ha colmado la paciencia ha sido la negativa por parte del colegio marbellí Juan Ramón Jiménez de admitir a niños en ninguna clase de secundaria. "El colegio fue creado para ellos, y ahora se les impide que puedan hacer secundaria", se queja un miembro de SOS Discapacitados, asociación que tiene previsto actuar por la vía penal contra la Consejera de Sanidad de Andalucía si la situación no cambia antes del inicio de las clases. El colegio 'Juan Ramón Jiménez' fue creado en 1980 para la educación de personas con discapacidad psíquica, pero a partir de 1997 los únicos alumnos que precisan un cuidado especial son los procedentes del Instituto 'Guadalpín'. El director de este centro, José Luis Rodríguez, ex alcalde de Marbella, justificó el traslado por la "mejor atención" que iban a recibir estos chicos con una discapacidad psíquica de entre el 85 y el 96 por ciento. Sin embargo, la realidad, según SOS Discapacidad, es muy distinta. Algunos de los peores sucesos ocurridos en los últimos años son los siguientes: -- El colegio 'Juan Ramón Jiménez' cuenta tan sólo con una profesora y una cuidadora para atender a los 30 niños con discapacidad psíquica matriculados. -- La cuidadora ha recibido quejas de varios padres por tirar de los pelos a estos alumnos y por prohibir a las chicas acudir a clase cuando tengan el periodo, para no tener que cambiar ella las compresas. -- El curso pasado comenzó con el veto de los servicios de comedor a los alumnos discapacitados. Las protestas de los padres permitieron a los niños poder volver a comer dentro del colegio. -- Durante las jornadas de solicitud de plazas para el próximo curso, se ha negado a los padres con hijos discapacitados la posibilidad de tener matrícula para estudios de secundaria. El centro ha puesto como excusa la falta de profesores, la misma que existe para la Formación Profesional que sí ofrecen a estos chicos. Para SOS Discapacitados, todas estas decisiones forman parte de un 'plan' orquestado por la Consejera de Educación de la Junta de Andalucía, que nunca ha contestado a las protestas de esta asociación. Muchos padres sostienen que "La consejera prefiere sacar a nuestros hijos discapacitados de los centros públicos".