Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Tensión en la izquierda andaluza. Dimite un miembro de la ejecutiva de IU en Sevilla tras enzarzarse en una pelea con un representante del Partido Comunista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Antonio Criado ha presentado su dimisión de los cargos en la Ejecutiva provincial de IU debido al intento de agresión y las amenazas de un grupo de militantes del PCA de Sevilla en una asamblea local de la coalición de izquierdas en Alcalá de Guadaíra. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los hechos ocurrieron el pasado 28 de octubre. Ese día se celebraba una reunión en la sede de IU en la que participaron sesenta personas. En medio de ella, irrumpieron ocho o nueve personas que ostentaban el carné del Partido Comunista y pedían que no se celebrara allí ninguna votación. Antonio Criado afirma conocerlos a todos así como su vinculación con el PCA y narra que a continuación comenzaron a increpar a los asistentes diciendo "¿quién me ha echado a mí?" y se dirigieron al portavoz de IU en el Ayuntamiento, Gonzalo Álvarez; y a los presentes en la asamblea acusando de quedarse con dinero del partido. Según el relato de Criado, cuando Álvarez negó estas acusaciones, incluso intentaron cogerlo del cuello. Esto provocó que muchas personas salieran corriendo de la sede y causó un ataque de ansiedad a la madre del edil, de avanzada edad que se encontraba en la sede. Finalmente la situación se apaciguó y abandonaron el local no sin antes amenazar afirmando que "cuidadito" con las decisiones que adoptaban o "quemamos esto", según Criado. El secretario general de ISI, califica la situación en el seno de IU Andalucía como "poco real, violenta y de desencuentros". La situación vivida en Alcalá culmina meses de diferencias entre IU y el PCA en la localidad, que se incrementan sobre todo a raíz de la elaboración de las listas para las municipales. Según Criado el proceso abierto por IU para ello establecía una fecha tope en el 28 de julio pasado en la que había que estar inscrito como militante en la formación local para poder votar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·