Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

La UGT de Cadiz, condenada por despidos improcedentes: Dos trabajadores se fueron a la calle por “motivos disciplinarios” y ahora deberán pagar 145.000 euros o readmitirlos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La UGT ha sido condenada por el juzgado de lo Social Nº 2 de Cádiz por despedir a dos empleados bajo la fórmula de cese laboral por motivos disciplinarios. Ahora, el sindicato ha sido condenado a pagar 145.000 euros o asumir la readmisión de los dos trabajadores. Según la sentencia dictada por el juzgado de lo Social, UGT despidió de forma improcedente a los demandantes, ya que las causas que habían esgrimido como errores administrativos o desajustes contables en la oficina donde estaban destinados no son imputables a los ex empleados. Una de las bazas que explotó su representación letrada fue el volumen ingente de trabajo que tenían, sobre todo desde que comenzó la crisis y, con ella, los Expedientes de Regulación de Empleo y cierres de empresas. La UGT ha recurrido el fallo judicial. De no estimarse los recursos, el sindicato deberá pagar unos 145.000 euros en concepto de indemnización y por salarios de tramitación (los días que han transcurrido desde que se produjo el despido hasta la resolución judicial). La otra opción que le quedaría a UGT es la readmisión de sus trabajadores. Según voces críticas internas del sindicato, "estos despidos no son otro cosa que represalias internas por la lucha por el poder existente tras el último congreso y da una idea de cómo se las gastan en cuanto encuentran un pequeño atisbo de oposición interna. Los mismos que salen a la calle envueltos en banderas por los derechos laborales no tienen inconveniente alguno en usar las armas legales a su alcance, incluido los despidos, para eliminar a sus adversarios internos" aseguran desde la UGT gaditana.