Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Los narcotraficantes detenidos en una operación anti-droga conocen el domicilio de los policías que los capturaron ‘gracias’ a una citación judicial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los datos de ocho policías pertenecientes a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado en Málaga, que habían participado en la desarticulación de un peligroso grupo de delincuentes extranjeros en el año 2007, aparecen en una citación judicial. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el autor de dicha citación es el Juzgado número 4 de Marbella. En el documento, además del nombre y los apellidos de los policías, aparecen también la dirección de sus domicilios y los teléfonos particulares. Los agentes han denunciado que la publicación de sus datos personales incumple con el artículo 436 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que afirma: "El testigo manifestará primeramente su nombre, apellidos paterno y materno, edad, estado y profesión [...]. Si el testigo fuera miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones, será suficiente para su identificación el número de su registro personal y la unidad administrativa a la que está adscrito." "Se ha incumplido una ley y se ha vulnerado la seguridad de los policías", se quejan compañeros de los agentes. Las mismas fuentes, consultadas por este diario, añaden: "La Unidad de Drogas detuvo a gran parte de los miembros de la banda, pero otros siguen en la calle y pueden ir a por nuestros compañeros". Desde el Cuerpo Nacional de Policía se recuerda que uno de los miembros de esta banda estuvo acusado de asesinato, por lo que "esta gente es muy peligrosa y ahora saben dónde viven los policías". Los compañeros de los agentes sospechan que los datos personales que aparecen en la citación judicial fueron enviados desde Asuntos Internos: "Hace algunos meses se abrió una investigación en la Unidad y de ahí han podido obtener los nombres, apellidos, domicilios y teléfonos". Ante la indignación y las protestas de los policías, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga suspendió el juicio el pasado lunes, a la espera de una nueva citación en la que sólo aparezcan los números de placa de los agentes. El asunto ha sido tan grave que ha llegado al Congreso. El diputado 'popular' Ignacio Cosidó ha pedido explicaciones a la Fiscalía y al ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba sobre lo ocurrido. De momento, no ha obtenido respuesta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·