Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Los altos índices de pluviosidad en Andalucía llenan los embalses al máximo: 63 presas superan el 85 por ciento de su capacidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las fuertes inundaciones que azotan estos días las provincias de Málaga y Cádiz tienen su lado positivo. Los embalses andaluces, tradicionalmente golpeados por largas épocas de sequía, se encuentran ahora al borde de su capacidad máxima. Desde 1971, no se recogía en la región tanta agua en el mes de febrero. Incluso se ha superado el denominado 'volumen de resguardo', obligando a desembalsar gran parte del agua retenida. La gran cantidad de lluvia caída estos días en el sur de la península ha generado multitud de problemas, sobre todo en las provincias de Málaga y Cádiz, donde los ríos se han desbordado inundando carreteras y casas a su paso. De hecho, los servicios de emergencia andaluces han tenido que recurrir a helicópteros para rescatar a vecinos aislados en sus tejados. Sin embargo, el temporal -que ya llega a su fin- también tiene una cara positiva para la región. Andalucía ha sufrido históricamente largas épocas de sequía, lo que ha afectado gravemente al sector agrícola de la región. Las lluvias caídas estos días alejan la posibilidad de sufrir, a medio plazo, la escasez de recursos hídricos. Según datos oficiales recogidos por El Confidencial Autonómico, la capacidad de los embalses andaluces se sitúa entre el 75 y el 80 por ciento, mientras que el año pasado apenas llegaba al 46 por ciento, y la media de los últimos años se situaba ligeramente por encima del 50 por ciento. Esta semana, los seis embalses malagueños estaban al 83 por ciento de capacidad, mientras que durante los últimos años, por este mismo periodo, no llegaba ni siquiera a la mitad. La situación es similar en Cádiz, la otra provincia azotada por las lluvias. En tan sólo una semana, los pantanos han crecido por encima del 2 por ciento, llegando hasta el 81 por ciento de su capacidad. En el caso de los embalses provinciales de Hurones, Celemín, Guadarranque, Charco Redondo y Barbate, su capacidad ha llegado al máximo técnico. En el cómputo global de la comunidad autónoma, hay 63 embalses y presas de derivación que superan el 85 por ciento de su capacidad, una situación que no se repite desde antes de 1971. De hecho, este 'llenazo' ha superado, como confirman fuentes gubernamentales, el volumen de resugardo (la capacidad técnica de los embalses, que establecen las propias comunidades). En enero, previniendo la llegada de intensas lluvias, ese límite fue elevado, pero las realidad supero todas las previsiones, y ahora hay que desembalsar poco a poco gran cantidad del agua recogida y dejar que fluya hasta el mar.