Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Una promotora relacionada con el ‘caso Malaya’ ve cómo uno de sus clientes se hace con todo un bloque de 225 viviendas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La promotora Aifos debía haber entregado a mediados de 2007 225 vivienda,s valoradas en más de 150.000 euros, pero no pudo hacer la entrega de llaves a sus clientes, que ya habían invertido 50.000 euros. Este hecho, unido a la implicación de la empresa con el 'caso Malaya', provocó el embargo, y la posterior subasta de la que se ha beneficiado uno de los particulares, que se ha convertido en el dueño de la promoción. Después de la subasta, celebrada en el Juzgado número 3 de La Isla, Benito González, uno de los clientes de Aifos que había invertido 50.000 euros en su vivienda, se ha hecho con la propiedad de las 225 que forman parte del bloque, embargado a la promotora por su vinculación en el 'caso Malaya', por incumplimiento del contrato, y por un impago de 20 millones de euros. González fue el primero en presentar una denuncia contra la promotora por no realizar la entrega de llaves a mediados de 2007, como estaba previsto. El juez le dio la razón y ordenó el embargo de todo el bloque como garantía de cobro. La subasta se realizó el pasado martes, y a ella sólo acudió Benito González. Al no asistir nadie más, la Ley benefició al único cliente que se presentó en el Juzgado, dándole la propiedad de las viviendas por haber sido el primero en denunciar. Ahora la pelota está en el tejado de este cliente afortunado, que tendrá que reunirse con la entidad bancaria a la que Aifos debía los 20 millones de euros, y con el resto de propietarios afectados, que en su día también invirtieron 50.000 euros.