Miércoles 07/12/2016. Actualizado 13:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Los ex trabajadores de Delphi no figuran en las listas del paro: Están haciendo cursos y cobran lo mismo que antes de ser despedidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Muchos de los trabajadores gaditanos que se quedaron en la calle tras el cierre de Delphi aún no han encontrado empleo. Sin embargo, su poder adquisitivo no ha disminuido, a pesar de no tener ya derecho a paro. Gracias a la Junta, continúan cobrando lo mismo mientras realizan cursos de formación. Y además no figuran en las listas de parados. El cierre de la factoría de automoción Delphi dejó en 2008 en la calle a 1.525 trabajadores gaditanos, sin contar a los empleados de empresas auxiliares de la zona -que se estiman en torno a los 2.500-. A día de hoy, y después de los numerosos esfuerzos de la Junta por recolocarlos, buena parte de ellos siguen sin trabajo y a la espera de ser contratados por alguna de las empresas que han recibido subvenciones públicas para darles un empleo. La última de ellas, por un valor de 3,1 millones de euros, tuvo como beneficiaria a la empresa SK10 para que se hiciera cargo de 350 ex empleados de Delphi. Sin embargo, el hecho de estar parados no supone graves trastornos para los ex empleados de la multinacional norteamericana. De hecho, una vez que se les acabó el paro y se quedaron únicamente con los 420 euros del subsidio por desempleo, la Junta maniobró para que conservaran su sueldo. Gracias a la figura de la 'beca de compensación', los ex empleados de Delphi están cobrando una cantidad "muy similar" a la que cobraban cuando eran trabajadores de la firma. Esta 'beca' tiene una cuantía aproximada de unos 600-700 euros. A cambio de recibir esta 'beca', los trabajadores deben realizar diversos cursos de formación promovidos por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Se da la peculiaridad de que mientras se realizan los cursos, estos empleados no figuran como parados en las listas nacionales del Inem. "Acabamos un curso y empezamos otro, pero ya empezamos a estar cansados, es una solución temporal y no definitiva" asegura a este confidencial un ex trabajador de la empresa.