Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Amado Franco quiere comprar Unimm. El presidente de Ibercaja entra de lleno en la nueva oleada de fusiones bancarias y estudia más ofertas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El día 22, Ibercaja presentó por sorpresa una oferta en firme por Unimm, que está nacionalizada por el Banco de España desde el 30 de septiembre. La oferta sigue en pie pese a que Unimm ha desvelado pérdidas de 107 millones de euros hasta septiembre por deterioro de la cartera crediticia e inmobiliaria.

Fuentes de la entidad aragonesa señalan que están bien posicionados, aunque hay numerosos interesados (el último parece ser el Banco Popular).

Ibercaja quiere ganar tamaño y balance en los años que se avecinan, de duras exigencias de capital y solvencia para el sector financiero. La absorción de la caja catalana presenta sinergias interesantes, ya que el grado de solapamiento en el mercado es mínimo, y permitirá a Ibercaja lograr posiciones en el mercado catalán.

Ibercaja es la gran incógnita, durante el último año del proceso de fusiones de cajas. Nunca ha tenido prisa. Ha visto muchas posibilidades, e incluso negociaciones para fusionarse con Unicaja, fracasadas al optar esta última por absorber Caja España Duero.

La fusión de Ibercaja y la andaluza Unicaja habría dado lugar a una entidad saneada y con un balance de tamaño mediano-grande, aunque a distancia de Bankia y La Caixa.

La oferta de adquisición por Unimm está sujeta “a la comprobación del balance de la entidad, volumen de activos dañados y provisionados”. Tampoco excluyen exigir un sistema de protección de activos (una garantía sobre activos dañados no aflorados), como el garantizado por el Banco de España al Sabadell, que acaba de adquirir la CAM (Caja de Ahorros del Mediterráneo).

La caja aragonesa, bien gestionada con el veterano Amado Franco, que es también vicepresidente de la CECA, presenta un balance saneado, que a día de hoy asciende a 45.000 millones de euros. Con la adquisición de Unimm llegaría a los 60.000 millones, a partir de los cuales las entidades estarían en “el primer umbral de viabilidad reforzada”, en la primera fase de esta segunda ronda de fusiones, tal como lo contempla el Banco de España.

Ibercaja tiene abierta la puerta a segundas operaciones, como la fusión con Banca Cívica, liderada por la antigua Caja de Navarra. La caja aragonesa no desmiente una operación con Banca Cívica.

En este momento Ibercaja es la séptima u octava caja por tamaño de balance, en el ránking actual, muy móvil durante este año.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·