Lunes 24/07/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Vea el vídeo

Así explicó Antonio López cómo pintaría una bóveda de El Pilar de Zaragoza

El artista madrileño detalló su propuesta ante las autoridades religiosas de la basílica, que no llegaron a aceptar la idea

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pintor hiperrealista Antonio López, autor por ejemplo de un gran retrato de la familia de Juan Carlos I, ideó un proyecto para pintar una de las bóvedas de la Basílica de El Pilar, en Zaragoza. El artista llegó a presentar su idea ante los responsables del cabildo del templo pero éstas terminaron desechando la idea.

Antonio López (a la derecha) explica su proyecto para pintar una bóveda de El Pilar. Antonio López (a la derecha) explica su proyecto para pintar una bóveda de El Pilar.

La idea surgió en el año 2009. Entonces, Antonio López se reunió con el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y con los responsables del cabildo catedralicio para proponerles la idea de pintar una de las bóvedas de la Basílica de El Pilar que aún no han sido decoradas.

Se trata de una bovedilla entre cúpulas, cerca de la puerta alta que da a la plaza y al coro mayor. Tras varios años en los que Antonio López estuvo inmerso en otros proyectos, presentó su idea ante el ayuntamiento y el cabildo.

El proyecto consistía en pintar sobre una luneta que se colocaría en la bóveda un gran rostro de mujer, representando a la Virgen María, y debajo, en el suelo, una escultura de otra mujer que simbolizaría a una devota que ve aparecerse a la Virgen.

El proyecto lo explicó el pintor madrileño a las autoridades municipales y religiosas, que meses después terminaron descartando la propuesta de Antonio López.

Antonio López proyectó en la bóveda sus bocetos

A continuación se puede el vídeo, hasta ahora apenas conocido, en el que durante 20 minutos López explica qué quería hacer en esa bóveda de El Pilar. Con la ayuda de cañones de luz, ante los miembros del cabildo de la basílica proyectó los bocetos de los rostros de mujer que tenía pensado utilizar para fusionarlos en un “rostro universal” para la Virgen María.

Vea a continuación el vídeo:

 

El pintor explicó que pretendía pintar un rostro “enorme” de la madre de Cristo que ocupara todo el luneto que luego se elevaría hasta la bóveda. Y también se extiende sobre la relación que tendría con una escultura de “una mujer del pueblo”, de cierta edad, que desde el suelo estaría con la mirada elevada hacia la Virgen.

La cara de la Virgen se pintaría a partir de la suma -a través de un sistema informático- de siete rostros de mujer, familiares y conocidas suyas: un rostro que sería ese “rostro universal”. La escultura sería de una mujer de 70 años (la esposa de Antonio López), con un aire espiritual que por un milagro ve a la Virgen.

El artista fue detallando los puntos en los que colocaría sus obras, cómo sería la escultura, qué técnica utilizaría (al fresco, en la pared, en una estructura de madera con lienzo que se subiría...), así como las distintas opciones de rostros de mujer que él había elegido, a través de “sumar” caras.

Entre otras cosas, el pintor apunta a que con este proyecto trata de recuperar en cierta forma la antigua relación que tuvo la Iglesia con el arte, con arquitectos, pintores, escultores que realizaron las grandes obras religiosas, y que él entiende que ya no se da.

“Somos