Jueves 08/12/2016. Actualizado 17:56h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

El Gobierno de Aragón no se pronunciará sobre la Ley de Lenguas que impone el catalán en la región: sólo responde a preguntas concretas y no atenderá a los ‘populares’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace una semana, el PP solicitó al Consejo Consultivo de Aragón que se pronunciase sobre la Ley de Lenguas que impone el catalán como lengua cooficial en la región. Sin embargo, este organismo -dependiente del Gobierno autonómico- advierte que no atenderá a los 'populares' "hasta que no hagan preguntas concretas". Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la petición del PP al Consejo Consultivo ha caído, de momento, en saco roto. Voces autorizadas de la institución explican que "nosotros sólo informamos de asuntos y decisiones del Gobierno y sus diferentes administraciones, y esta ley la impulsó el grupo parlamentario socialista, no el ejecutivo". Las mismas fuentes, consultadas por este confidencial, añaden que "desde el PP se ha dado mucha publicidad a esta solicitud, pero lo cierto es que no existe una pregunta concreta que podamos contestar". No piensan así los 'populares', que sostienen que "la cuestión estaba muy clara. Queremos saber si el Gobierno de Aragón puede imponer a la administración local el uso del catalán, con un régimen de cooficialidad material, sin que exista ninguna declaración de oficialidad del mismo en el Estatuto de Autonomía". Desde el PP consideran que "esta ley puede ser inconstitucional y no dudaremos en llevar el caso al Tribunal Constitucional. Ya hemos dado el primer paso con la pregunta al Consejo Consultivo". Por su parte, el Gobierno de Aragón quiere mantenerse, en la medida de lo posible, al margen de este asunto. Personas de confianza para Marcelino Iglesias explican a ECA que "no podemos olvidar que la propuesta normativa viene de las Cámaras y no del Gobierno, por lo que no intervendremos. El único recurso posible es ante el Constitucional. El Tribunal debe ser quien decida".