Jueves 27/04/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

No cuentan con chalecos antibalas

Intendentes de la policía de Zaragoza recomiendan a los agentes medidas de seguridad anti-yihadistas

Aragón

Los sindicatos denuncian que no se ha subido el nivel de alerta ni se ha dado ninguna orden oficial como en otros cuerpos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los ataques terroristas que varios yihadistas cometieron en Francia en enero desataron la alarma en España, donde Policía Nacional, Guardia Civil y policías municipales como la de Madrid aumentaron su nivel de alerta sobre todo ante el temor de que los agentes de las Fuerzas de Seguridad fueron objeto de atentados.

Un agente de la Policía Local en una calle de Zaragoza. Un agente de la Policía Local en una calle de Zaragoza.

Sin embargo, los policías locales de la quinta ciudad de España en población no recibieron ninguna instrucción: en Zaragoza, el sindicato CSIF envió un escrito a la Jefatura de la Policía Local para mostrar su enfado porque los miembros del cuerpo no hubiera sido advertidos de la amenaza yihadista con “una triste circular que informe de las medidas de precaución y autoprotección que, como potenciales objetivos, deben adoptar”: es decir, como sí se ha hecho con los policías nacionales y los guardias civiles, además de en Madrid.

El escrito del sindicato pedía, por tanto, que la jefatura emitiera una orden a todos los agentes explicando qué medidas de seguridad tomar -teniendo en cuenta que los policías son objetivo de los terroristas- y qué procedimientos seguir en sus intervenciones en esta situación de alerta.

Ninguna orden de la dirección

Las fuentes internas de la Policía Local de Zaragoza consultadas por El Confidencial Autonómico destacan el hecho de que, a diferencia de lo que por ejemplo ocurrió en Madrid (donde se subió a nivel amarillo), en la capital de Aragón el cuerpo municipal ni siquiera ha elevado su nivel de alerta.

“No ha habido ninguna orden de la dirección, y por ahora tampoco han respondido a nuestra petición”, explican desde el sindicato CSIF. Sin embargo, ECA ha podido saber que algunos mandos del cuerpo sí han dado algunas indicaciones.

En concreto, fuentes internas aseguran que los intendentes responsables de algunas unidades de la Policía Local de Zaragoza sí han distribuido circulares o han dado órdenes orales a los agentes bajo su mando para que refuercen las medidas de seguridad.

Las indicaciones que se han dado se refieren, sobre todo, a que los agentes extremen la vigilancia a su alrededor, es decir, las medidas de autoprotección, para tratar en la medida de lo posible de reducir el riesgo de ser objeto de un ataque terrorista.

Petición de chalecos antibalas

Esta falta de instrucciones que denuncian los sindicatos del cuerpo ha provocado también que muchos agentes estén tomando medidas por su cuenta para reforzar su protección.

La petición que CSIF envió a la Jefatura de la Policía Local de Zaragoza explicaba también que la plantilla se encuentra “en una situación de abandono profesional” por lo que consideran falta de material para hacer frente a esta amenaza yihadista.

De hecho, según explican a El Confidencial Autonómico desde este sindicato, muchos agentes están optando por comprarse ellos mismos, con su propio dinero, materiales como fundas para llevar encima más cargadores de su pistola -para el caso de que tengan que repeler un ataque y se entable un tiroteo largo- e incluso chalecos antibalas.

Actualmente prácticamente ninguna unidad de la Policía Local de la capital aragonesa cuenta con esta prenda de protección. Desde CSIF exigen que el chalecho sea considerada una prenda de dotación y que por tanto se reparta de forma general.

“En Zaragoza hay unos 1.200 agentes, y sabemos que ahora mismo no van a costear la compra de chalecos para todos, pero sí pedimos llegar a un acuerdo para que se compre una cantidad”, aseguran fuentes sindicales, que sin embargo señalan que se está valorando la opción de que por ejemplo tengan chaleco los agentes de la Unidad de Apoyo Policial Operativo (UAPO), la fuerza de intervención municipal.

Los sindicatos proponen, por ejemplo, que al menos en cada coche patrulla haya un par de chalecos para los policías que salen a la calle; pero mientras tanto, muchos agentes han optado tras los últimos sucesos -el homicidio de una policía nacional en un atraco en Vigo, el asesinato de un agente municipal en París- por comprarse ellos mismos un chaleco interno antibalas para ir más protegidos.