Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Marcelino Iglesias intenta salvar Expo Zaragoza Empresarial. Enviará consejerías de su Gobierno para ocupar locales libres del recinto. Negociaciones con comercios privados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El proyecto de Expo Zaragoza Empresarial no acaba de arrancar. La corporación, creada después de la exposición universal de 2008 para dar un nuevo uso a todos los pabellones construidos, no ha conseguido cerrar nuevos acuerdos con empresas privadas. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la falta de inversores ha provocado que el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, tome la decisión de enviar al recinto un total de cuatro consejerías: Educación, Justicia, Servicios Sociales y Trabajo. El traslado de estos departamentos, que se producirá en enero de 2011, ha sido bien recibido por los responsables de Expo Zaragoza Empresarial. Los impulsores del proyecto consideran que la llegada de las consejerías supondrá un 'efecto llamada' para las empresas con las que están negociando. Voces autorizadas de la corporación, consultadas por este diario, aseguran que "el objetivo prioritario es cerrar contratos de adjudicación con pequeños comercios. Queremos que empresas dedicadas al ocio se vengan aquí para que los vecinos de Zaragoza también puedan disfrutar de estas instalaciones". Las consejerías aragonesas se unen a otros organismos públicos que ya han firmado con Expo Zaragoza Empresarial, como el Instituto del Cambio Climático, Tráfico, Seguridad Social, INEM y Televisión Española. La única entidad privada en adquirir oficinas en el recinto ha sido, hasta el momento, el Banco Popular. Para las fuentes consultadas, el culpable de este fenómeno es la crisis económica: "Tal y como están las cosas, las empresas no pueden permitirse adquirir nuevas delegaciones, y eso es algo que hemos podido comprobar en primera persona. DKV había firmado con nosotros, pero la falta de ingresos provocó que cancelaran la operación". Por este motivo, la dirección de la corporación ha optado por establecer nuevas prioridades a la hora de negociar con futuros clientes: "Tenemos hasta 2015 o 2016 para conseguir grandes inversores, pero ahora lo que importa es impulsar el proyecto con locales y negocios más reducidos".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·