Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

El PSOE de Aragón y de Asturias no quieren que Zapatero vaya a nombrar a sus candidatos para 2011. Podrían relacionarles con los “impopulares” recortes sociales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es un tema que 'colea' en los últimos días en Asturias y Aragón, las dos únicas comunidades en donde, gobernando el PSOE, aún no se ha hecho oficial el nombre del candidato que acudirá a las urnas en 2011. El debate gira en torno a la presencia de José Luis Rodríguez Zapatero en el acto presentación del candidato, coincidiendo con las horas bajas de popularidad del presidente tras los recortes sociales aprobados ayer en el Congreso. Los nombres de los candidatos ya están cerrados. En Asturias, el que recoja el testigo de Álvarez Areces será el secretario General de la FSA, Javier Fernández -vea aquí la noticia-. En Aragón, la candidata será Eva Almunia -consulte aquí-. Estos nombres ya han sido validados por Ferraz. Sin embargo, la decisión del PSOE de no adelantar los nombramientos hasta que finalice la presidencia española de la Unión Europea. Su agenda no le permite 'tournes' autonómicas. Pero los nombres deberían salir "cuantos antes" para que comiencen a trabajar como candidatos de cara al público. Al acto de designación de candidatos, como suele ser habitual, acude el secretario General del Partido, es decir, Zapatero. Pero las últimas medidas tomadas por el Congreso, como la congelación de pensiones, la supresión de diversas medidas sociales o el recorte de salario a los funcionarios, claramente impopulares, han podido suponer un grave deterioro de su popularidad. Por ello, fuentes de ambas federaciones socialistas aseguran a El Confidencial Autonómico que la presencia de Zapatero en el mitin en el que quedarán confirmados los candidatos podría ser contraproducente. En ambas regiones no se ha tomado una decisión firme al respecto, pero el debate está abierto. Por otra parte, fuentes de los socialistas en Madrid aseguran ser conscientes de esta situación, y comprenden el "nerviosismo" de las ejecutivas socialistas regionales ante todo lo que está sucediendo. Pero aseguran "al cien por cien" que no habrá boicot al jefe de filas socialista.