Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Zaragoza se prepara para la nueva normativa de Tráfico: coloca los primeros radares para multar los excesos de velocidad en las calles de un único carril limitadas a 30 Km/h

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Zaragoza se ha convertido en una de las primeras ciudades del país en limitar la velocidad de las calles de un único carril a 30 kilómetros por hora, medida que la Dirección General de Tráfico (DGT) va a generalizar ahora en toda España. La Policía Local ha comenzado a colocar los primeros radares ligeros destinados a multar los excesos de velocidad en estas vías. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, un grupo de agentes que ha recibido formación específica se encarga del manejo de los nuevos aparatos. Todo apunta a que dentro de "unos días" se dará por concluido el periodo de 'cortesía' y se empezarán a tramitar las primeras denuncias con normalidad. Las mismas fuentes explican que los nuevos controles de velocidad se instalarán principalmente en las puertas de los colegios y en puntos potencialmente peligrosos: pasos de cebra, cruces con carriles bici o las inmediaciones de centros o equipamientos municipales, donde la afluencia de público es mayor. La máquina consta de un detector de velocidad y una cámara digital que recibe imágenes de vídeo de forma continua. Basado en la tecnología láser, este sistema permite detectar las infracciones y dejar constancia de ellas a través de las instantáneas, que serán en color y servirán de prueba en los procesos judiciales. Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza consultadas por ECA explican que estos nuevos equipos serán perfectamente reconocibles por los conductores gracias a su peculiar trípode. Además, serán instalados en plena calle sin ningún tipo de disimulo. Según explican desde la Policía Local de la capital aragonesa lo importante es que los vehículos no rebasen los límites de velocidad, por lo que se dan por satisfechos si consiguen que las nuevas máquinas tengan un efecto disuasorio.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·