Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Están dispuestos a llevar su queja al Congreso de los Diputados

Los afectados por el cierre del cuartel de Huesca buscan el respaldo del ex Jemad de Podemos

El Ejército ha confirmado el traslado a Zaragoza. Para frenarlo, los familiares de los militares tienen el apoyo del presidente de Aragón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cuartel Sancho Ramírez de Huesca tiene los meses contados. Esa es la idea del Ejército de Tierra, que en su plan de reorganización contempla cerrar esta instalación, disolver la Unidad de Servicios y la Residencia Logística Militar y trasladar sus efectivos a Zaragoza. Contra este cierre se están movilizando los familiares de los militares, que han comenzado a contactar con responsables políticos.

José Julio Rodríguez, cuando era Jefe del Estado Mayor de la Defensa. José Julio Rodríguez, cuando era Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

El Confidencial Autonómico ya contó hace casi un año que la Plataforma de Afectados por el Cierre del Cuartel estaba recabando el apoyo de partidos políticos e instituciones para tratar de parar la clausura de esta instalación militar, que consideran muy necesaria para la economía de Huesca.

Consiguieron el respaldo del ayuntamiento de Huesca -con la alcaldesa, Ana Alós, al frente-, del Consejo Comarcal de Hoya de Huesca y de la Diputación Provincial, donde respaldan sus reivindicaciones todos los partidos, desde PP y PSOE hasta Chunta Aragonesista y el Partido Aragonés.

Además, se reunieron con la entonces presidenta del gobierno de Aragón, Luis Fernanda Rudi. Rudi les mostró su apoyo total e hizo gestiones: envió una carta al ministro de Defensa, Pedro Morenés, y también se comprometió a hablar con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, para trasladarles la petición de que no se cierre el cuartel.

Respaldo del presidente de Aragón...

Han pasado los meses y el Ejército se reafirma en sus planes de cerrar el Sancho Ramírez. Tendría que estar completado en este año 2016, pero los militares de Huesca y sus familiares se están movilizando para frenar esta intención.

Fuentes de la Plataforma de Afectados por el Cierre del Cuartel explican a ECA que recientemente han mantenido una reunión con Javier Lambán, presidente de Aragón. Lambán les aseguró que cuentan con su respaldo y de hecho ha pedido a Rajoy una reunión para tratar directamente este asunto.

Pero, además, los afectados por el cierre del cuartel han comenzado a hacer gestiones en otra dirección. Ante la posibilidad de que haya un cambio de Gobierno, han comenzado a establecer contactos con Podemos.

Ya están manteniendo conversaciones con una diputada del partido morado en las Cortes de Aragón: a través de ella pretenden conseguir ganarse el apoyo de José Julio Rodríguez, ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

y del ex Jemad de Podemos

La asociación contraria al cierre del cuartel de Huesca van a intentar contactar con el ex Jemad, que fue número dos de Podemos por otra provincia aragonesa, Zaragoza. Pretenden que José Julio Rodríguez les apoye en su reivindicación de no dejar a Huesca sin este acuartelamiento militar, que es el único en esta capital de provincia.

Los familiares de los militares de Huesca esperan contar con una figura de prestigio en las Fuerzas Armadas en su campaña para conseguir que el Ejército de Tierra reconsidere la decisión de disolver una unidad y trasladar las otras a Zaragoza. El nombre del ex general del Aire, que además estuvo al frente del Estado Mayor de la Defensa en la última etapa de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, sería un apoyo importante a sus reclamaciones.

Están dispuestos incluso a ir a Madrid, al Congreso de los Diputados, a presentar su reclamación. Lo que lamentan es que la falta de un Gobierno y la posibilidad de que se repitan las elecciones deja estas conversaciones en el aire y les faltan interlocutores claros, mientras que el Ejército continúa con sus planes

Esta plataforma asegura contar con el respaldo del actual alcalde de Huesca, el socialista Luis Felipe, que ya estuvo en el Congreso planteando el tema al portavoz del PSOE.

Y también el de su predecesora, Ana Alós: ahora es diputada del PP por Huesca en el Congreso y desde la plataforma mantienen contacto frecuente con ella. Confían en que haga presión en su partido para que no se cierre el cuartel, algo que ya hizo plantando cara al ministro Pedro Morenés.

Los militares, sus familiares y también comerciantes de Huesca destacan el perjuicio que sufriría la ciudad (de 52.000 habitantes) si el cerca de un millar de personas que dependen del cuartel, entre efectivos del Ejército y sus familias, se marchan a Zaragoza.

Calculan un impacto de 8 millones de euros en Huesca, por toda la actividad económica que dejan en la ciudad y que desaparecerían si se marchan. Además, el traslado costará 3 millones de euros, aseguran, y la solución de mantener el cuartel sería más barata según la asociación contraria al cierre. “Tenemos aquí la vivienda, la hipoteca, el colegio de los niños...”, destacan los afectados, que también señalan que no podrían quedarse a vivir en Huesca y trasladarse diariamente a Zaragoza: “No podemos gastar 200 euros en gasolina con los 1.000 euros que cobra un militar de tropa”.