Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Los empresarios chinos toman la zona comercial de Huesca. Su expansión compensa económicamente el cierre de comercios locales en la ciudad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Frente al goteo de cierres de comercios locales, los empresarios chinos se expanden en la capital oscense. Un grupo inversor chino proyecta una importante inversión en el centro comercial Coso Real para abrir un restaurante y un centro recreativo en local de más de 2.000 metros cuadrados. Fuentes del Ayuntamiento de Huesca explican que, de momento, el proyecto ha quedado paralizado porque los promotores querían instalar tragaperras. Sin embargo, la ley impide abrir salones recreativos a menos de 200 metros de un centro educativo y enfrente se sitúa una guardería. Según fuentes de la asociación de comerciantes de la ciudad, los chinos parece que son ahora los únicos que tienen dinero para poder afrontar los alquileres del centro, pero es algo con lo que van a tener que convivir cada vez más y no solo en el sector del comercio. Las mismas fuentes explican que los precios tendrán que bajar porque son excesivos. La prueba es que algunos comerciantes no han cerrado, pero sí han optado por trasladar sus tiendas a calles más asequibles. Los cálculos de las inmobiliarias indican que los precios de un local de 100 metros cuadrados en pleno centro de Huesca oscilan actualmente entre 900 y 1.800 euros al mes dependiendo de su ubicación, distribución y tamaño de fachada. El mismo establecimiento en un barrio periférico puede costar menos de la mitad.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·