Martes 27/06/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Asturias

En Gijón, Mieres, Aller...

Militantes ‘pedristas’ del PSOE de Asturias estudian demandar al partido por sancionarlos

Comenzaron a recibir expedientes por comentarios publicados en Facebook criticando la operación para derribar a Sánchez en el Comité Federal del 1 de octubre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
El domingo 21 de mayo los 177.902 militantes del Partido Socialista están llamados a las urnas para votar en elecciones primarias al nuevo secretario general entre Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López. Algunos militantes del PSOE asturiano podrían no hacerlo debido a los expedientes que se han puesto en marcha contra ellos en los últimos meses.

Javier Fernández y Pedro Sánchez. Javier Fernández y Pedro Sánchez.

El Confidencial Autonómico ha podido contactar con distintos afiliados de la Federación Socialista de Asturias (FSA) que comparten una circunstancia: en los últimos meses han recibido notificaciones de la dirección regional del partido, firmadas por el secretario de Organizacón Jesús Gutiérrez, para imponerles sanciones.

Todo se remonta al conflictivo Comité Federal del PSOE que el 1 de octubre supuso el “derrocamiento” de Pedro Sánchez, que dimitió por la presión de los barones que no querían que se volvieran a convocar elecciones. En torno a ese día, estos militantes escribieron en las redes sociales comentarios críticos con la maniobra de los barones: en algunos casos, tildando todo de “conspiración”, llamando “golpistas” a algunos de los opositores a Sánchez...

Algunos de los expedientados ya han sido expulsados, o así lo aseguró la Federación Socialista de Asturias: es el caso de varios militantes que además son o fueron en el pasado miembros destacados del SOMA, el sindicato minero de UGT ‘hermano’ del PSOE asturiano.

Pantallazos con críticas en Facebook

Varios de estos militantes, expulsados en unos casos, todavía sólo expedientados en otros, aseguran a ECA que están valorando llevar el asunto a los tribunales, ya que entienden que les están sancionando por el hecho de apoyar la candidatura de Pedro Sánchez en las primarias.

De hecho, aseguran que en algunos casos los expedientes se han iniciado como reacción a mítines que Sánchez organizó en municipios de Asturias, como Gijón, en los que el ex secretario general consiguió congregar a un gran número de afiliados y simpatizantes.

En algunos casos, los militantes han recibido por el momento la notificación de Correos de que tienen un envío del PSOE, en el que se les traslada el inicio del expediente: en unos casos, de expulsión, y en otros, de inhabilitación por distintos períodos de tiempo.

Los expedientes iniciados aportan en muchos casos capturas de pantalla de las cuentas en Facebook de estos militantes que escribieron quejas y críticas contra el derrocamiento de Pedro Sánchez: ellos entienden que están amparadas en la libre crítica dentro del partido y así lo han expresado en las alegaciones, pero los órganos de la FSA considera que suponen un perjuicio al partido.

Estudian denunciar la difusión de sus datos

En algunos casos, estos militantes están valorando la posibilidad de llevar a los tribunales al Partido Socialista, por varios motivos. Por un lado, porque aunque en prensa local como La Nueva España se dijo que habían sido expulsados, ellos no han recibido ninguna notificación de ello: en algunos casos, ellos presentaron alegaciones ante el Comité Federal de Derechos y Garantías, sin haber recibido respuesta. De ahí que crean que el procedimiento ha sido irregular.

Pero además algunos se plantear demandar a la Federación Socialista de Asturias por haber filtrado sus nombres a la prensa: se amparan en la protección de datos y en su derecho a mantener reservada su militancia en un partido político, algo que habría infringido la dirección regional.

Además, hay un gran enfado por el hecho de que los pantallazos de comentarios críticos por los que se acusa a estos militantes asturianos se tomaron de cuentas de Facebook “cerradas”: es decir, que algunos de sus amigos en esta red social hicieron esos pantallazos y los denunciaron a la dirección. Y añaden: escribieron de forma privada, por lo que no se les puede acusar de haber manchado públicamente el buen nombre de otros compañeros o del partido.

En Gijón, Mieres, Aller, Degaña...

Por ahora son una decena los militantes afectados, aunque algunos apuntan que la dirección regional del PSOE de Asturias prepara una nueva remesa de expedientes (algunos dan la cifra de otros 40) por este mismo motivo, de haber escrito mensajes atacando a los barones, incluido Javier Fernández, que acabaron con el liderazgo de Pedro Sánchez.

Ha ocurrido con militantes de Gijón, y de concejos como Mieres, Aller, Degaña... En muchos casos (como Mieres y Aller) los ‘pedristas’ afectados son de las Cuencas Mineras, y pertenecen al sindicato minero SOMA, que se ha alineado con Pedro Sánchez.

En algunos casos, la notificación de expulsión les llegó justo antes de asambleas locales en las que se preveían críticas contra la dirección regional y contra el secretario de Organización de la Federación Socialista de Asturias, Jesús Gutiérrez: entienden que para impedirles acudir a las mismas.

Pero, sobre todo, estos militantes asturianos del PSOE creen que está “alarmante proliferación de expedientes disciplinarios” tiene un objetivo: retirar del censo a partidarios de Pedro Sánchez. “Están haciendo una purga”, denuncian refiriéndose a la gestora y a los dirigentes en Asturias que apoyan a Susana Díaz, “para equilibrar el censo porque se están dando cuenta de que van perdiendo”. Es decir, creen que están expulsando a ‘pedristas’ para que ya no puedan votar en las primarias del 21 de mayo.

Además de las posibles acciones judiciales, algunos de los militantes expedientados aseguran que van a seguir participando en la vida interna del PSOE. A no ser que se lo impidan, piensan avalar a su candidato y votar en las primarias, ya que oficialmente no han recibido la decisión final de expulsarlos o inhabilitarlos.

Pero van más allá de las primarias federales: creen que esto también responde a una estrategia para retirar militantes molestos ante el congreso autonómico que tendrá que celebrarse tras el federal en todas las federaciones, en el caso de Asturias para renovar o sustituir a Javier Fernández.