Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Asturias

El PP asturiano ya diseña una estrategia para captar el voto de los emigrantes, clave para las próximas autonómicas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El voto emigrante se ha convertido en decisivo en las elecciones asturianas y el PP se ha marcado como objetivo reducir la distancia respecto al PSOE, que tradicionalmente saca una abultada ventaja en el escrutinio del sufragio exterior. El PP asturiano ha tomado nota de los resultados de las últimas convocatorias electorales, en las que el PSOE asturiano les ha goleado sin paliativos en el escrutinio del voto de la emigración. La situación más llamativa, que empezó a dar idea de la trascendencia del voto emigrante en el mapa político de Asturias, se produjo en las elecciones autonómicas de 2007. El PP había sacado sobre el PSOE una ajustada ventaja de 1.776 votos, que no de escaños, tras escrutarse las casi 600.000 papeletas depositadas en las urnas distribuidas a lo ancho y largo de la geografía asturiana. Es decir, los populares se hicieron con la victoria en el voto presencial, eso sí, con una diferencia muy estrecha que puede considerarse prácticamente como un «empate técnico», pero que fue ampliamente superada por el PSOE tras contarse los 15.157 votos de los asturianos emigrados. Los socialistas lograron 9.140 apoyos, más del doble que el PP (4.232 papeletas) en el voto ausente, gracias al cual recuperaron la hegemonía de primera fuerza política de la región en número de votos. La tercera fuerza política de la región, IU, únicamente contabilizó 697 votos de la emigración. De todas formas, el escrutinio del voto exterior no supuso cambios en la adjudicación de escaños en la Junta General del Principado, que quedó de la siguiente forma: 21 diputados para el PSOE, 20 diputados para el PP y 4 para IU.