Miércoles 07/12/2016. Actualizado 13:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Asturias

El PSOE comienza a perfilar su ‘guerra’ personal contra Álvarez Cascos: José Blanco tiene localizados los cuadros que compró a su pareja, María Porto, para el Ministerio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La vuelta de Francisco Álvarez a la política activa, asumiendo el liderazgo del PP en Asturias y presentándose como candidato a la presidencia del Principado, no preocupa demasiado en el PSOE. Sobre todo porque José Blanco ya tiene preparada un 'arma secreta' contra él. En el Partido Socialista sí ven posible que el ex vicepresidente del Gobierno y ex ministro de Fomento entre de nuevo en la batalla política, aunque sea en su tierra asturiana. Y han empezado a valorar las consecuencias que podría tener. En esa línea, el propio presidente, Vicente Álvarez Areces, decía ayer que no hay que temer a Cascos porque "es polémico y polariza". Según ha podido conocer El Confidencial Digital en fuentes socialistas, el retorno de Álvarez Cascos ha sido objeto de un estudio concreto sobre cómo 'frenarle' y desactivar así su posible tirón electoral. Y quien se lo ha tomado con más interés es precisamente el ministro de Fomento, José Blanco. De acuerdo con esas fuentes, Blanco, también vicesecretario general del PSOE, se ha preocupado de acumular varios ases en la manga. Uno de ellos, muy espectacular, ha sido el 'recuento y localización' de los cuadros que, siendo ministro de Fomento, Álvarez Cascos adquirió precisamente en la galería de arte propiedad de la que ahora es su esposa, María Porto. Según los datos que maneja José Blanco, durante la época en que Cascos estuvo en el ministerio, ordenó la compra de nueve cuadros del pintor asturiano Pelayo Ortega por valor de 240.000 euros, en la galería de María Porto. Los cuadros están perfectamente localizados, aunque el actual ministro "no ha querido tocarlos ni descolgarlos". Otra de las bazas que el PSOE está dispuesto a utilizar es la conexión de Álvarez Cascos con la trama Gürtel, si bien -según las fuentes socialistas- el caso "toque de refilón" al político asturiano. La Fiscalía Anticorrupción investigó si una empresa de la red corrupta pagó a Cascos y su mujer un viaje que la pareja hizo en 2003, meses antes de contraer matrimonio, a la isla canaria de Lanzarote. En ese momento Francisco Correa mantenía buenas relaciones con la cúpula del PP, y Álvarez Cascos ocupaba la cartera de Fomento en el gobierno de José María Aznar. A pesar de que la implicación de Cascos en el caso Gürtel sea menor, en el PSOE no van a dejar pasar la oportunidad de atacar al político popular por este asunto, si efectivamente se convirtiera en cabeza de lista del PP en Asturias. Máxime cuando él mismo salió hace unas semanas a los medios de comunicación acusando a funcionarios policiales de falsificar informes relacionados con el Gürtel. Las mismas fuentes socialistas aseguran, además, que Cascos "tiene mucho pasado". Por otro lado, tal como contó ECD, en el propio Partido Popular no sentó bien que el ex ministro de Fomento decidiera por su cuenta presentar su candidatura a la presidencia de Asturias-véalo aquí-.