Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

José María Bauzà se entrevistó personalmente con el líder de Unión Mallorquina para negociar la moción de censura en Palma de Mallorca. El ‘popular’ rechazó la propuesta nacionalista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del PP en Baleares, José María Bauzà aceptó negociar con Unión Mallorquina una moción de censura conjunta contra la alcaldesa de Palma de Mallorca, la socialista Aina Calvo. Preocupado por el pasado de UM y su postura nacionalista, el líder de los 'populares' en las islas decidió reunirse personalmente con Josep Melià, dirigente de los unionistas. "Las opciones de llegar a un acuerdo se acabaron el pasado jueves, cuando Bauzà entró en acción". Estas palabras pertenecen a una voz autorizada de Unión Mallorquina, consultada por El Confidencial Autonómico. La misma fuente explica que "la moción de censura fracasó en el momento que nuestro presidente, Josep Melià, hizo llegar al líder del PP nuestra propuesta sobre el catalán en las aulas". Efectivamente, según ha podido saber este confidencial, UM pretendía ampliar en los colegios de Baleares el llamado 'criterio de mínimos' para la enseñanza del catalán. "Queríamos cambiar la ley que recoge un mínimo de 50 horas lectivas para el aprendizaje de la lengua". No obstante, José María Bauzà no toleró esta postura y el acuerdo no llegó a prosperar, pese a los avances en las conversaciones durante toda la semana pasada. El presidente del PP en Baleares concluyó así con unas conversaciones a las que él había dado luz verde, aunque no sin cierta desconfianza. Tal y como se informó en este confidencial -vea aquí esta información-, Bauzà dio el visto bueno a una negociación con Unión Mallorquina después de afirmar que era "imposible pactar con la UM que conocemos. Lo repetiré todas las veces que sea necesario". El congreso de refundación de los nacionalistas les acercó al PP, pero Bauzà no las tenía todas consigo: "era consciente que pedirían algo a cambio", reconoce a este confidencial una voz autorizada del partido, que añade: "UM también quería cargos en el Ayuntamiento, y no estábamos por la labor".