Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

“Debemos volver a estar en los planes del PSOE y del PP". Las razones esgrimidas por la dirección de Unión Mallorquina para la refundación del partido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La trayectoria política de UM tocó a su fin. La celebración de un Comité Nacional sirvió para dar a conocer el nombre del nuevo partido y justificar la desaparición de las antiguas siglas, pero también para explicar los motivos que habían provocado esta decisión drástica. La imagen de la formación por los casos de corrupción le había cerrado la posibilidad de pactos electorales. El pasado lunes, el consejo político de UM aprobó con una aplastante mayoría del 85 por ciento de los militantes fulminar la actual ejecutiva que ha presentado su dimisión, y autorizó a Josep Melià a nombrar un nuevo consejo de dirección permanente, que se mantendrá en activo hasta la celebración de un congreso después de las elecciones del 22 de mayo. El nuevo partido surgido de este proceso llevará el nombre de Convergència de les Illes Balears. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, una de las razones fundamentales esgrimidas por el líder de la formación nacionalista han sido la "estigmatización y criminalización" de UM, que después de la salida de su presidenta honorífica María Antonia Munar por corrupción no ha podido evitar nuevas imputaciones a altos cargo del partido, como los últimos de Miquel Nadal y Cristina Cerdó. Sin embargo, algunos de los presentes en el Comité Nacional comentan otro motivo para la refundación del partido, muy comentado por la vieja guardia de Unión Mallorquina: "Ni PSOE ni PP querían saber nada de nosotros. Habíamos perdido la cota de influencia que tuvimos cuando estábamos en el Gobierno con el Bloc y los socialistas y era imposible recuperarla". Las mismas fuentes señalan que "Antich y Bauzà eran conscientes de que posiblemente nos necesitaban para poder llegar a ser presidentes, pero ninguno hubiese apostado por UM. Ahora volvemos a contar para ambos". Efectivamente, el líder del PP en Baleares lleva meses asegurando que no le importaría pactar con los nacionalistas si éstos cerraban de forma definitiva con la etapa de Munar al frente del partido. Por su parte, Francesc Antich ha afirmado que "el pacto llevado a cabo con el Bloc y UM mereció la pena y ahora hay de nuevo posibilidades de acercamiento con Convergència de les Illes Balears".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·