Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

La hoja de ruta de ERC para Baleares: sólo pactará para echar a Bauzá si se reconoce el derecho a decidir

Baleares

Exige una Agencia Tributaria propia que recaude los impuestos y la creación de órganos comunes “con el futuro nuevo estado catalán”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ejercicio del “derecho a decidir” para conseguir la independencia no se limita a Cataluña. Al menos no en los planes de Esquerra Republicana, que también se ha puesto como objetivo conseguir aglutinar una gran masa social en las Islas Baleares que se decante por el soberanismo. La fecha clave en estos planes es mayo de 2015, cuando se celebrarán las elecciones autonómicas, insulares y municipales.

Manifestación de ERC en Mallorca, con Oriol Junqueras en la cabecera. Manifestación de ERC en Mallorca, con Oriol Junqueras en la cabecera.

Mientras se centra en seguir dando pasos hacia la secesión de Cataluña del conjunto de España, ERC no se olvida de los otros “Països Catalans”, fiel a su ideología pancatalanista. Lo dejó bien claro durante la campaña para las elecciones europeas, a las que concurrió con un programa que apuntaba que la hipotética constitución de una Cataluña independiente contemplaría mecanismos para que se pudiera integrar “cualquier otro territorio histórico de la nación catalana”.

Entre esos “territorios históricos” Esquerra Republicana de Catalunya incluye a la Comunidad Valenciana, a la Franja Este de Aragón y también a las Islas Baleares. Pues bien: su delegación en el archipiélago, Esquerra Republicana de les Illes Balears i les Pitiuses, ha elaborado un documento en el que hace un diagnóstico político, económico y social de las islas y de su situación “en el proceso de transición nacional”.

El texto, consultado por El Confidencial Autonómico, comienza indicando que “las Islas Baleares viven, como pasa con otros territorios de los Països Catalans, un momento económico, político y social de fuertes cambios y contrastes”. Después repasa la trayectoria de los últimos años en Baleares, con duras críticas hacia el gobierno popular de José Ramón Bauzá, para desgranar a continuación una batería de datos socioeconómicos y sobre la lengua catalana muy negativos.

La conclusión de partida de la federación balear de Esquerra Republicana es similar a la que llegó en Cataluña: “El estado español se ha quedado obsoleto”. Y su receta para hacer frente a los problemas es también la misma que está promoviendo entre los catalanes: “La independencia es la solución”.

Adaptar la táctica a la realidad política de Baleares

“Por todo esto se ha de reforzar el mensaje público del independentismo. […] Hemos de explicar que hay una solución a la situación que vivimos. Hay que reforzar la idea de que el independentismo es integrador y defiende a todos los ciudadanos, los nacidos en los Països Catalans y los nacidos fuera. En este sentido, habrá que hacer saber a los ciudadanos de las Islas Baleares, con independencia de su lugar de origen y de la lengua que hablen, cuál es nuestro mensaje”, propone Esquerra Republicana en el documento consultado por ECA.

Y es que, a diferencia de Cataluña, el independentismo es muy minoritario en Baleares. Actualmente no tiene representación en el Parlamento autonómico, ya que ERC sólo consiguió 5.323 votos en las elecciones de 2011, el 1,27% de los votantes. Sin embargo, en las pasadas elecciones europeas L’Esquerra pel Dret a Decidir, la marca del partido de Oriol Junqueras para el 25-M, dio un salto cualitativo: ya cosechó un 7,25% de los votos, con 19.566 sufragios.

“El independentismo habrá de adaptar su táctica y estrategia a la realidad que pretende transformar. En el Principado [es decir, en Cataluña], ya hace años que se consiguió una mayoría social favorable a la independencia. En este sentido sería muy importante que el independentismo mayoritario, articulado políticamente, que es Esquerra Republicana, busque fórmulas de acuerdo que ayuden a hacer penetrar el mensaje a las plataformas y coaliciones políticas estables que sean permeables”, reflexionan los dirigentes de ERC en el archipiélago balear.

También apuestan por que “una izquierda autóctona, con un mensaje compatible con el de Esquerra Republicana, aumente apoyos y se pueda plantear asumir el liderazgo del espacio progresista, tal y como ha pasado en el Principado, en Galicia o en Euskadi”. Es decir, que la izquierda soberanista supere a la “españolista” del PSOE.

El mensaje, por tanto, es muy claro y hace referencia al proceso culminado tras las elecciones europeas -tal y como adelantó ECA- de integración de ERC en la coalición de izquierda nacionalista Mès, que sí tiene ya presencia en el Parlamento autonómico. Junto a Mès, Esquerra aspira a disputarle al PSOE balear su lugar como primera fuerza de la izquierda.

El derecho a decidir, condición para pactar

En ese contexto, Esquerra contempla como la opción más factible que el Partido Popular pierda la mayoría absoluta en las próximas elecciones autonómicas. Por eso, los independentistas catalanes ya se preparan para ese escenario de mayo de 2015.

Ahora, ERC parece poner el listón alto para aceptar dar su apoyo a un gobierno en Baleares; al menos, más alto que en los “Pactos de progreso” que permitieron gobernar al PSOE en amplias coaliciones entre 1999 y 2003 y 2007 y 2011. “La participación de Esquerra Republicana en un nuevo Pacto de Progreso y en el sí de las coaliciones que se puedan producir ha de tener como objetivo ganar el derecho a decidir”.

Ese “derecho a decidir”, según lo desarrolla ERC en el documento consultado por El Confidencial Autonómico, se tendrá que concretar en varios aspectos. El primer, la financiación autonómica: “Ha de pasar indefectiblemente por una exigencia de nuestros recursos y una inevitable confrontación democrática con el Estado”. La estrategia de Esquerra pasa porque se cree una Agencia Tributaria propia para que “vehicule el pago de los impuestos estatales de las administraciones y de los ciudadanos de las Islas Baleares”.

Además, propone completar todas las transferencias de competencias previstas en el Estatuto de Autonomía para que “cada isla pueda ser sujeto de derecho a decidir su marco de relación con el mundo y con el nuevo estado catalán”. Aunque no habla explícitamente se celebrar un referéndum independentista como el catalán, si hay referencias constantes a la “democracia plena” y a las consultas populares como medio de llegar a la independencia.

Por último, ERC aborda el asunto de sus perseguidos Països Catalans: “El estímulo y la creación de órganos de relación económica, social, cultural y política de las diferentes islas y de ellas en su conjunto con el futuro nuevo estado catalán será una prioridad de la participación de Esquerra en un nuevo pacto”. En este sentido, destaca una reflexión anterior de este mismo documento, en el que ERC apuesta por ayudar a la Assemblea Nacional Catalana (ANC) de Mallorca para que trasladen a la sociedad isleña el mensaje que defienden: la independencia de los Països Catalans.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·