Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

Joan Mesquida prepara su 'asalto' para sustituir a Antich: Los casos de corrupción y el apoyo de los hoteleros, los puntos fuertes de su ofensiva

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El actual secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, quiere convertirse en el candidato del PSOE por Baleares en las próximas elecciones autonómicas. Para ello, ha diseñado una ofensiva, que está ya poniendo en marcha tras haber sondeado los apoyos con los que podría contar. Pero no lo va a tener fácil. Fuentes socialistas de toda solvencia consultadas por El Confidencial Digital confirman que el movimiento de Joan Mesquida obedece a su convencimiento de que el actual líder del PSOE en las islas ha quedado tocado por sus pactos con Unión Mallorquina, un partido implicado en gran número de casos de corrupción. A su juicio, el PSOE va a pagar cara esta alianza con los chicos de Munar porque el electorado relaciona a ambos partidos. Por eso, el PP estaría a un paso de obtener la mayoría absoluta en el archipiélago, gracias también a la refundación que acaban de escenificar con el nombramiento de un nuevo líder. Los socialistas deben hacer otro tanto -asegura el político socialista- y él se postula para encabezar la regeneración. Mesquida maneja varias bazas en la operación. En primer lugar, durante este tiempo al frente de la secretaría de Estado de Turismo ha fortalecido sus relaciones con los hoteleros de Baleares, que le tienen en alta consideración y lo ven como una baza electoral indudable. Por otro lado, las mismas fuentes aseguran que Mesquida maneja resultados de algunos sondeos de opinión, encargados por él a título personal. Según esas encuestas, si se presenta como candidato del PSOE en los próximos comicios obtendría "una mayoría holgada" en las islas. La explicación que maneja el equipo de Mesquida sobre estas buenas perspectivas es que su anterior cargo, como director general de la Guardia Civil y la Policía, le otorgó una visibilidad que le permite captar también apoyos en el electorado de centro derecha, unos caladeros vetados al actual presidente del Govern. Marejada en el PSOE balear El plan de Mesquida no ha gustada nada a la actual dirección del partido en las islas. Francesc Antich ya conoce la maniobra de su oponente y se está moviendo para evitar su caída. Quiere seguir al frente del PSOE y considera que el PP también está tocado por varios casos graves que están siendo investigados, y que incluye a Jaume Matas. El equipo de Antich considera que su líder no está saliendo perjudicado de esta ofensiva judicial. Más bien todo lo contrario. Joan Mesquida pretende ahora 'trabajarse' al partido en Madrid y 'vender' su propuesta. Quiere presentar a Leire Pajín y José Blanco los datos que maneja, ya citados, con idea de intentar convencer a Zapatero de que su candidatura es la adecuada para volver a gobernar en las islas. Para este envite ya sabe que no cuenta con el respaldo de Alfredo Pérez Rubalcaba. Como ya se explicó en estas páginas (véalo aquí), el hoy secretario de Estado de Turismo nunca terminó de encajar con el ministro del Interior y con su número dos, Antonio Camacho, y de ahí que no continuara al frente de la Guardia Civil y la Policía.