Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

Josep Melià, presidente de UM, busca nuevos apoyos en Unión Menorquina para contrarrestar la marcha de militantes durante la última semana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La salida de UM del Gobierno balear y los últimos casos de corrupción que han salpicado a la formación nacionalista han impulsado a su presidente, Josep Melià, a trazar una estrategia de acercamiento a los militantes de Unión Menorquina (UMe). El dirigente quiere estar preparado ante las bajas que los últimos acontecimientos pueden provocar en el partido. "Durante el fin de semana, una vez confirmada nuestra salida del Gobierno, sólo hemos recibido dos solicitudes de baja por parte de nuestros seguidores, y tres personas han querido pasar a formar parte de nuestro partido". Estas palabras pertenecen a una voz autorizada de Unión Mallorquina, consultada por El Confidencial Autonómico. La misma fuente sostiene que "no esperamos una caída estrepitosa en nuestro número de seguidores. De hecho, en las elecciones europeas, cuando ya se empezaba a hablar aquí de corrupción, obtuvimos un 14% más de votos con respecto a 2007". Pese a estas afirmaciones, este confidencial ha podido confirmar que la cúpula de UM decidió el lunes llevar a cabo una política de acercamiento a sus 'colegas' de Unión Menorquina. "Somos partidos muy similares, ambos defendemos el liberalismo y nos definimos como nacionalistas, además de confiar en la fuerza de los municipios de nuestras islas", reconocen desde Unión Mallorquina. El logro de nuevos pactos no es el único proyecto que se plantean desde UM, que también quiere acabar con todos los miembros del partido que estén envueltos en alguna trama de corrupción. "Vamos a convocar un Comité Interno, al que acudirán alcaldes, rectores, representantes, y demás miembros del partido. Queremos tener una buena comunicación para solucionar esta situación".