Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

Un aviso de bomba en Mallorca revolucionó al Cuerpo Nacional de Policía: los agentes temieron un atentado similar al protagonizado por ETA el verano pasado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una llamada anónima recibida por el Instituto Mossen Alcover, situado en la localidad de Manacor, encendió la luz de alarma en la Policía Nacional de Mallorca. Los responsables del centro fueron informados de la instalación de una bomba en el recinto. Los agentes creyeron que se trataba de un nuevo atentado de ETA. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los hechos se produjeron el pasado 22 de agosto, a las seis y media de la tarde. La policía local de Manacor fue la primera en enterarse del aviso de bomba, y rápidamente se puso en contacto con la Policía Nacional. A los pocos minutos, dos patrullas de la Policía Local y varios furgones de la Policía Nacional llegaron al Instituto Mossen Alcover y acordonaron la zona con el objetivo de proteger a los transeúntes de una posible detonación. A continuación, los cuerpos y fuerzas de seguridad requirieron la presencia del responsable del centro, para conocer más detalles de la llamada anónima. Finalmente, se procedió a la inspección ocular del recinto. Después de revisar todas las plantas y habitaciones del edificio no se encontró ningún explosivo: "Decidieron dar por terminada la operación al confirmar que era un falso aviso de bomba. No hallaron ningún artefacto ni detonador". Estas palabras pertenecen a una voz autorizada de la Policía Nacional de Baleares, conocedora de lo sucedido. La misma fuente, consultada por este confidencial, justifica el importante despliegue policial que se llevó a cabo en el Instituto Mossen Alcover: "Aquí seguimos teniendo muy presente lo que ocurrió el año pasado en el cuartel de la Guardia Civil de Palmanova. Además, no hay que olvidar que seguimos en un estado de alerta por posibles nuevos ataques terroristas". El 30 de julio de 2009, ETA acabó con la vida de Carlos Sáez de Tejada y Diego Salva Lezaun al hacer explotar una bomba-lapa en la casa-cuartel de la Guardia Civil de Palmanova. La masacre provocó que el ministerio del Interior elevara el nivel de alerta anti-terrorista en toda España y que la isla permaneciese cerrada durante varias horas. El recuerdo de lo sucedido sigue muy reciente entre todos los vecinos de Mallorca, por lo que el falso aviso de bomba provocó escenas de pánico aisladas entre los ciudadanos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·