Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

Una parte de Unió Mallorquina presiona a Miguel Ángel Flaquer para ponérselo difícil de cara a su elección y el nuevo líder se lo piensa “seriamente”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Unió Mallorquina es la suma de varias familias políticas enfrentadas, que tenían en Miguel Ángel Flaquer quizás el único puente en común capaz de reunificar la formación. Tras la designación del mallorquín como líder del partido, los 'rupturistas', contrarios a Miquel Nadal, se piensan si darle su apoyo. Las reticencias podrían llevar a Flaquer a dejar el cargo. Los 'anti-nadalistas', como se les denomina en los corrillos internos del partido, manejan la posibilidad de "plantarse" ante el nombramiento de Flaquer si consideran que el nuevo líder nos les otorga peso político en la futura dirección de la formación regional. Durante la tarde de ayer, la ejecutiva del partido se reunió en comité político para evaluar la posibilidad de que Flaquer se confirme en la dirección sin necesidad de enfrentarse a las bases de militantes en un congreso (que tendría lugar muy posiblemente "el próximo 11 de julio", según un portavoz de UM). El encuentro no fue fructífero y no se llegó a ningún acuerdo claro. Si Flaquer no consigue el apoyo de los 'rupturistas' podría seguir liderando la formación, pero la "predisposición al boicot desde el inicio de los críticos haría que reinase el desgobierno" concluyen fuentes del entorno más cercano del único candidato a la dirección de Unió Mallorquina. Es tal la decepción de Flaquer al encontrarse problemas en su camino a la dirección que incluso se ha llegado a plantear abandonar la idea de hacerse con el bastón de mando del partido. "Todas las familias le están presionando demasiado, a pesar de ser el candidato del consenso" indican desde UM. "Hay quien habla incluso de escisión" concluyen las fuentes consultadas.