Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

El Constitucional ha anulado la prohibición de la Fiesta en Cataluña

Los antitaurinos de Baleares propondrán obstáculos a las corridas de toros tras la sentencia del TC

Plantearán al tripartito de izquierdas medidas para evitar la tortura del animal y para elevar la edad mínima de acceso a las plazas. También lo harán en Galicia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La sentencia del Tribunal Constitucional que declara nula la ley que prohibió las corridas de toros en Cataluña ha provocado la indignación de los animalistas y antitaurinos. El fallo ha supuesto un frenazo en los planes que tenían de extender esta prohibición a otras comunidades autónomas, por lo que ya están pensando en alternativas.

Coliseo Balear, de Palma de Mallorca. Coliseo Balear, de Palma de Mallorca.

Desde un primer momento, el gobierno de la Generalitat de Cataluña ha asegurado que, en su línea de desobediencia, no va a acatar la sentencia que anula la prohibición de los toros y que no permitirá que se vuelvan a celebrar corridas. También Ada Colau, ante la expectativa de reabrir la Monumental de Barcelona, se ha mostrado tajante asegurando que no volverá a haber festejos taurinos en la ciudad.

Sin embargo, en otras comunidades autónomas los antitaurinos han tomado nota del límite marcado por el Tribunal Constitucional: los gobiernos y parlamentos autonómicos no tienen competencias para prohibir las corridas de toros.

Prohibir estoques, vetar a niños de 16 y 17 años...

A la espera de analizar la sentencia completa, con todos los fundamentos jurídicos que llevaron a los magistrados del TC a tumbar la ley catalana, El Confidencial Autonómico ha podido saber que en varias comunidades colectivos animalistas se están replanteando sus estrategias.

En Baleares, pese a los retrasos y problemas, se está tramitando actualmente una ley que con el impulso de PSOE, Podemos y Més -los tres partidos de izquierdas que sustentan el gobierno de Francina Armengol- iba camino de prohibir las corridas de toros, además de otros festejos populares.

Detrás de este proyecto estaba también la presión del colectivo Mallorca Sense Sang (Mallorca Sin Sangre), que lleva años haciendo campaña para abolir la tauromaquia en los municipios de Mallorca con tradición taurina.

Un portavoz de esta plataforma explica a ECA que según lo que se ha conocido de la sentencia, el Tribunal Constitucional establece que las comunidades autónomas no tienen competencias para prohibir las corridas de toros, ya que es una competencia del Estado. Sin embargo, sí pueden regular esos festejos.

De ahí que los antitaurinos de Baleares apuesten por hacer cambios en el proyecto de ley que se estaba tramitando en el Parlament de las islas. Se trataría de cambiar el enfoque: no prohibir los toros, pero sí regularlos. Así no se volvería a retrasar el proceso, ya que presentar una nueva proposición o proyecto de ley haría perder más meses.

“Lo que sí se puede hacer es evitar que se maltrate en la medida de lo posible al animal”, explican desde Mallorca Sense Sang. Por ejemplo, creen que la sentencia del Tribunal Constitucional deja abierta la puerta a regular a nivel autonómico el no permitir la utilización de estoques, banderillas, puyas (de picador) y otras herramientas que le causan daño al toro.

Así, si consiguieran aprobar una ley que dejara las corridas en sólo los pases con el capote, creen que evitarían el maltrato del animal y que además supondría un paso en el fin de la tauromaquia. Consideran que los toros perderían gran parte del interés del público que todavía va a las plazas de Baleares, como el Coliseo Balear de Palma de Mallorca.

Además, las fuentes cconsultadas apuntan a que con las competencias autonómicas y el límite marcado por el TC hay otras muchas medidas que se pueden tomar para poner obstáculos que dificulten la celebración de ferias taurinas: “Por ejemplo, que se aumenten los costes de los seguros que deben contratar las plazas. O subir la edad mínima de entrada de 16 a 18 años, para que no puedan ir menores de edad”.

La situación en Galicia

Si esto ocurre en Baleares, en Galicia la situación es algo distinta. Desde la asociación Galicia Mellor Sen Touradas (Galicia mejor sin corridas de toros) explican a El Confidencial Autonómico que hace dos años apostaron por trabajar en el ámbito municipal para ir acabando con los pocos reductos taurinos de la comunidad.

En este ámbito lo que han hecho ha sido presionar a los ayuntamientos para que retiren las subvenciones que, en muchos casos, eran vitales para que las ferias taurinas continuaran siendo rentables.

Así, en pocos años han conseguido que de cinco municipios que celebraban ferias de toros, tres hayan acabado con ellas por la vía de quitarles las ayudas: La Coruña, Sarria y Padrón, este último gobernado por el PP pero donde se aprobó una moción que retiraba de los presupuestos las ayudas a una novillada.

Quedan Pontevedra y el municipio pontevedrés de Valga, donde se celebra una capea con suelta de vaquillas. Ahí quieren seguir presionando para cortar toda ayuda a la tauromaquia.

Y a nivel autonómico, los planes de Galicia Mellor Sen Touradas, explica un portavoz a ECA, pasan por volver a llevar al Parlamento de Galicia una iniciativa que se aprobó en 2011 como proposición no de ley y que instaba a prohibir la entrada en plazas de toros a menores de 2012.

Actualmente este límite no se cumple, y por eso los antitaurinos gallegos quieren empezar poniendo este mínimo de edad, que podrían pedir que se fuera aumentando más adelante.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·