Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

El ayuntamiento de Palma elude responsabilidades por el derrumbe del edificio donde murieron siete personas. La alcaldesa señala a los propietarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La alcaldesa de Palma, Aina Calvo, insistió en que los propietarios son los únicos responsables de la inspección técnica de los edificios y, por ello, les hizo una llamada de responsabilidad, con el fin de evitar que se vuelvan a producir "desgracias" como el derrumbe la pasada semana de un inmueble en la calle Rodríguez Arias, que causó la muerte a siete personas. "La inspección técnica de los edificios la hacen los propietarios que deben contratar a los profesionales para realizar esta labor y, por tanto, no es una inspección que haga el Ayuntamiento, que sólo se encarga de hacer un registro de los edificios que han sido revisados y en los que se ha subsanado cualquier problema en caso de que lo hubiera", remachó. Tras visitar el cementerio municipal de Son Valentí, con motivo del Día de Todos los Santos, Calvo recordó que los propietarios de los pisos deben certificar al Ayuntamiento que han pasado la inpección de los edificios en los plazos que marca la Ordenanza para la Inspección Técnica de los Edificios y señaló que sólo en caso de que incumplan esta normativa o se presente alguna denuncia, el Consistorio actuará subsidiariamente. Por otra parte, reiteró que, en caso de que no se hubiera modificado la citada Ordenanza durante esta legislatura, "no hubiese evitado la muerte de nadie", ya que el inmueble que se derrumbó hubiera tenido hasta final de año para pasar la revisión técnica. Calvo agradeció el "gesto político" del PP por haber evitado un "debate político estéril" alrededor de una "tragedia de estas características" y señaló que "tan pronto como sea posible", convocará la Comisión No Permanente de trabajo, solicitada por los 'populares', con el fin de valorar el estado de los edificios de Palma. Por otra parte, la primera edil hizo una llamada a la "serenidad" de los ciudadanos, a quienes pidió que pongan en conocimiento de la administración todos aquellos edificios que consideren que se encuentran en un estado deficitario, con el fin de que sean revisados. No obstante, Calvo manifestó que el derrumbe del edificio de la calle Rodríguez Arias es un "hecho extraordinario, que ha abierto un debate" sobre el estado de los inmuebles en la capital balear, algo que, a su juicio, "siempre es bueno". Pese a ello, subrayó que "no se debe centrar el debate en la posibilidad de que se hubiera evitado esta desgracia si no se hubiese modificado la ordenanza municipal referida a la inspección técnica de edificios".