Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

El Confidencial Autonómico accede al horario de un centro de Mallorca

15 horas en catalán y cuatro en castellano en los colegios de Baleares

Baleares

El 70% de las escuelas públicas han recuperado este curso la inmersión después de que el Tribunal Superior anulara el decreto del trilingüismo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El curso escolar está a punto de acabar y un año más la mayoría de los colegios públicos de Baleares han impartido todas sus clases en catalán salvo la de Lengua Castellana. El Tribunal Superior de Justicia declaró nulo el decreto del gobierno de Bauzá por el que se aprobada el Tratamiento Integrado de las Lenguas (TIL) para implantar el trilingüismo.

Concentración de profesores y padres de Baleares contra el decreto de bilingüismo en la educación. Concentración de profesores y padres de Baleares contra el decreto de bilingüismo en la educación.

Aunque el ejecutivo balear insistió en que el decreto seguía estando vigente: de hecho presentó un recurso de casación contra la suspensión del TIL. Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia dejó claro que su orden de suspensión cautelar de este decreto sólo afectaba a los 66 colegios que no habían aprobado su proyecto lingüístico, por lo que el 80% de los centros escolares tendrían que seguir aplicando el modelo trilingüe impulsado por el gobierno del PP.

Sin embargo, muchos colegios públicos de las islas “se rebelaron” tras la decisión del Tribunal Superior y decidieron volver al modelo anterior: es decir, descartaron aplicar el trilingüismo, que establecía que en el reparto entre catalán, castellano e inglés ninguna lengua tuviera menos del 20% del horario, y siguieron aplicando la inmersión lingüística en catalán.

Sin apenas castellano en Infantil

El Confidencial Autonómico ha tenido acceso al proyecto lingüístico que un colegio público de Baleares, concretamente de Mallorca, está aplicando durante este curso escolar: en él, se establece que “el catalán es la lengua vehicular y de aprendizaje en nuestro centro” y que “el castellano se introduce como área de aprendizaje a partir del primer ciclo de primaria”. El documento se puede leer íntegro aquí.

Se trata del Colegio de Educación Infantil y Primaria Voramar, situado en la localidad de Can Picafort, dentro del municipio mallorquín de Santa Margarita. Este centro se declara catalanoparlante, y por ello ha decidido que el catalán sea la lengua vehicular salvo en las asignaturas de Inglés, Lengua Castellana y Literatura y Plástica.

En los tres cursos que hay de Educación Infantil el horario semanal se reparte entre 21 horas en catalán (21 horas y 30 minutos en el primer curso) y una hora y 30 minutos en inglés (una hora en el primer curso), en la asignatura propia de la lengua extranjera. Ninguna de las clases de Infantil se imparten en lengua castellana en este colegio, según ha podido saber ECA.

Tan sólo en las horas dedicadas a “lecto-escritura”, es decir, en las que los niños aprenden a leer y a escribir, se introduce desde el primer curso el castellano con el objetivo de “desarrollar las habilidades lingüísticas orales”, “favorecer la estructura lógica y el desarrollo del pensamiento” y “reforzar los aspectos básicos del lenguaje común a las dos lenguas”. Eso sí, siempre la base es el catalán.

Sólo un 17% en Primaria

Ya en Educación Primaria, donde se introducen las asignaturas más estructuradas, este colegio público de Baleares mantiene la inmersión en catalán: en esta lengua se estudian todas las asignaturas salvo Lengua Castellana y Literatura, que se imparte en español; Inglés, que se imparte en este idioma extranjero; y Plástica, que en este centro también se estudia en lengua inglesa.

En total, según ha podido comprobar El Confidencial Autonómico, el reparto lingüístico en este centro queda en 15 horas y media en catalán, cuatro en castellano y tres en inglés, en los dos primeros cursos; y 15 y media en catalán, tres y media en castellano y otras tres y media en inglés.

De este manera, los estudiantes tienen el 68% del horario en catalán, y sólo están recibiendo entre un 17% y un 15% de las clases en castellano, mientras el resto es en inglés. Es decir, contraviene claramente la orden de desarrollo del TIL que establecía que ninguna de las tres lenguas podía tener menos del 20% de la carga lectiva.

El 70% de los colegios han vuelto a la inmersión

Desde la Fundación Círculo Balear, que lleva años luchando por el bilingüismo y contra la inmersión obligatoria en castellano en el archipiélago, lamentan que tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares en septiembre por el que anuló la aplicación del decreto de Tratamiento Integrado de las Lenguas una gran parte de los colegios públicos de esta comunidad han vuelto a implantar el catalán como única lengua vehicular, como es el caso del centro escolar Voramar de Can Picafort.

Según explican a ECA desde esta asociación, los cálculos que han hecho a partir de sus investigaciones y de los testimonios de los padres apuntan a que el 70% de los colegios públicos de Baleares han vuelto a aplicar la inmersión monolingüe en catalán: “A partir de octubre o noviembre la mayoría empezaron a volver a sólo dar las clases en catalán”.

Este fenómeno se está produciendo especialmente en los colegios públicos de las zonas rurales de Mallorca y en las islas de Menorca e Ibiza, donde hay mayor porcentaje de catalanoparlantes.

Cómo estudiar en bilingüe

Desde Círculo Balear explican que, en cualquier caso, ya ha comenzado el plazo de solicitudes para inscribir a los niños en los colegios para el curso escolar 2015/2016. Esta asociación ha editado una guía para los padres que quieren que sus hijos puedan estudiar con un sistema bilingüe catalán-castellano.

Las opciones son dos. La primera es solicitar a la Consejería de Educación que inscriban al niño en educación con castellano y catalán, que teóricamente es posible con el decreto TIL de trilingüismo. Esta opción se puede pedir para cualquier colegio público.

“El avance a partir de ahora es que los padres pueden entregar esa solicitud en las oficinas de escolarización de la consejería, y no en los colegios, que era donde los profesores les presionaban para que no fueran contra la inmersión en catalán”, aseguran en Círculo Balear.

Sin embargo, en esta asociación están notando cómo muchas familias están empezando a tirar la toalla y abandonan la lucha para que sus hijos estudien también en castellano: “Si ni siquiera el gobierno de Bauzá hace cumplir las leyes, no van a luchar ellos por hacerlo”.

La otra opción es acogerse al mecanismo que estableció el Ministerio de Educación en la LOMCE: si la administración autonómica no permite estudiar en castellano, los padres pueden escolarizar a los niños en un colegio privado donde sí haya clases en español, y luego el ministerio les reembolsa el dinero gastado.

El problema es que en el caso de Baleares es complicado demostrar que no pueden estudiar en castellano, ya que en teoría la educación es trilingüe con equilibrio entre catalán, castellano e inglés. Por otra parte se da la circunstancia, por ejemplo, de que en la isla de Menorca no hay ningún colegio privado.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·