Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

La denegación del indulto aún no ha sido comunicada a la Audiencia

Así van a ser los primeros días de Jaume Matas en la cárcel

Baleares

El ex presidente balear puede solicitar cumplir la pena en Madrid (tiene su domicilio en la capital de España) o en Palma, pero la última palabra corresponde a Instituciones Penitenciarias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jaume Matas apura sus últimas horas de libertad antes de entrar a prisión. Podrá decidir si desea cumplir la condena en una cárcel de Madrid o en la de Palma de Mallorca. El ex ministro pasará de sus muy lujosas viviendas, tanto en la isla como en la capital de España, a la sobriedad del centro penitenciario.

El ex presidente Jaume Matas. El ex presidente Jaume Matas.

La Audiencia Provincial de Palma notificará en los próximos días al ex presidente balear el requerimiento por el que deberá ingresar en prisión.

El ex ministro entrará en la cárcel para cumplir nueve meses por un delito de tráfico de influencias, después de que el Gobierno de Mariano Rajoy le haya denegado el indulto. La denegación del indulto aún no ha sido tramitada a la Audiencia.

Así serán los primeros días

Fuentes de Instituciones Penitenciarias consultadas por El Confidencial Digital destacan que Jaume Matas recibirá un trato exactamente igual que cualquier otro preso que cumple condena por haber cometido un delito.

Estos serán algunos de los pasos que dará el ex ministro en sus primeros días en prisión. Así lo establece un protocolo redactado por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, al que ha tenido acceso ECD:

– Durante las primeras jornadas de estancia en la cárcel, Matas estará recluido en una celda individual del módulo de ingresos.

– Será visitado a diario por un trabajador social del centro, a quien informará de cómo queda su situación familiar.

– Le asistirá también un psicólogo y un educador, que le ayudarán a asimilar psicológicamente que ha quedado privado de libertad.

– Le llevarán la bandeja del desayuno, la comida y la cena mientras permanezca en el módulo de ingresos. Se le facilitarán cubiertos de plástico. Previsiblemente, será otro interno quien le traslade la comida hasta la celda.

– Le será asignado un preso de confianza de la dirección para que conviva con él en los primeros momentos. Ese recluso deberá vigilar e informar a la dirección de la cárcel sobre si Jaume Matas está deprimido o tiene tendencias suicidas o autodestructivas.

– Tendrá que enseñarle también los hábitos de la vida carcelaria y guiarle por los servicios con los que deberá convivir durante su estancia en el centro penitenciario.

Podrá cumplir la pena en Madrid o en Palma

Según las fuentes penitenciarias consultadas por El Confidencial Digital, puesto que Matas oficialmente reside en la capital de España, el requerimiento para su ingreso en prisión será enviado desde Palma a la Audiencia Provincial de Madrid, que a su vez habrá de comunicarlo al ex presidente autonómico a través de un funcionario judicial.

Su residencia en Madrid le permitirá, explican, poder decidir en qué centro desea cumplir su condena. Sus opciones son dos: ingresar en un centro penitenciario madrileño o hacerlo en la cárcel de Palma.

Deberá argumentar debidamente su elección, aunque la última palabra sobre dónde quedará internado corresponderá a Instituciones Penitenciarias.

De una lujosa vivienda, a la cárcel

Cuando entre en prisión, Jaume Matas echará de menos los lujos de su palacete de Palma de Mallorca. La revista Interviú publicó esta semana fotos exclusivas del interior del domicilio tomadas durante un registro de la Guardia Civil.

En las imágenes se pueden identificar alfombras de 12.000 euros, 80 botellas de Vega-Sicilia por valor de 44.000 euros, 100.000 euros en relojes y joyas pagados en metálico, 108.977 euros más en obras de arte, 334.000 euros en muebles (solo en televisores, 38.000 euros) y 1,3 millones de euros más en la reforma del palacete.

El centro que él mismo inauguró

Una de las opciones de Jaume Matas es cumplir condena en el Centro Penitenciario de Mallorca, precisamente una cárcel que él mismo inauguró cuando era presidente de las Islas Baleares, en 1999.

En aquel año visitó las instalaciones acompañando al entonces ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, que decía que la nueva prisión iba a ser el “termómetro moral de la sociedad balear”.

De ser internado en Palma, se encontrará allí con la que fuera socia de Gobierno María Antonia Munar, ex presidenta de Unión Mallorquina, que cumple prisión en esa cárcel tras ser condenada por los delitos de malversación continuada, prevaricación, fraude a la administración y falsedad en documento oficial en el llamado 'caso Maquillaje'.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·