Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

Aconsejan seguir las recomendaciones de la OMS

Acusan al Gobierno canario de fomentar la obesidad en centros de salud

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública en las islas denuncia que el ejecutivo no suba impuestos a las bebidas azucaradas y promueva su consumo en hospitales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias acusa al Gobierno autonómico de fomentar la obesidad en centros de salud promoviendo el consumo de bebidas azucaradas en hospitales y denuncia que no les suba los impuestos.

Máquina de bebidas azucaradas en un centro de salud canario. Máquina de bebidas azucaradas en un centro de salud canario.

Desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC) rechazan “responsabilizar individualmente a la ciudadanía de lo que son los factores sociales, económicos y por tanto políticos de la Salud Pública”.

Y, en el caso de la obesidad, consideran que no se debe exclusivamente a los hábitos alimentarios individuales, particularmente si en el caso del programa de intervención para la prevención de la obesidad infantil.

Ponen como ejemplo la ingesta diaria de bebidas azucaradas “que eleva en un 13 % el riesgo de padecer diabetes en 10 años”. En concreto, citan a la revista Circulation, que afirma que “el consumo diario de bebidas azucaradas supone a nivel mundial 130.000 muertes por diabetes, 45.000 muertes por enfermedad cardiovascular y 6.450 por diferentes tipos de cáncer”.

Ya que en dicha ingesta intervienen “no solo la decisión individual” sino también factores como “los intereses de la industria, apoyados en una potente publicidad, así como la complicidad, por acción u omisión, de las instituciones políticas públicas”.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS), propone la creación de un impuesto que grave las bebidas azucaradas y la bollería como medida política para reducir las altas tasas de sobrepeso y obesidad, ya que “hay pruebas científicas suficientes que demuestran que esta medida es efectiva”.

Según algunas publicaciones, como British Medical Journal y Lancet, “la reducción  del consumo nocivo es directamente proporcional al porcentaje del impuesto, de tal manera que, si gravamos la bebida con un 15 %, habrá un 15 %  de reducción de la sustancia nociva.  Y eso ayuda a reducir la obesidad en un 1,5 %  y en un 2,5 % la diabetes de tipo 2”. Además, la recaudación por dicho impuesto “se aplicaría a la financiación sanitaria, particularmente para prevención y promoción de salud”.

Por eso critican que el Gobierno canario no asuma esta medida, ya que consideran que “está sometido a la industria que se opone a la misma”. Y, además, “predica con el ejemplo de todo lo contrario: facilita el consumo de bebidas azucaradas en los centros sanitarios, como puede verse en la foto hecha en el Centro De Salud Laguna Mercedes, en la que aparece una máquina para la venta de bebidas azucaradas”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·