Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

Continúa la ‘rebelión de funcionarios’ en Canarias. Los empleados públicos de la Escuela de Pesca de Lanzarote inician una campaña para exigir más personal y medios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cierre de la secretaría de la Escuela de Pesca de Lanzarote por falta de personal ha sido la guinda dentro de un largo proceso de deterioro. Las carencias del personal público de este centro lo han convertido en otro foco de protestas después de las registradas en el consistorio de Santa Cruz. Los representantes del sindicato CSI-F en Lanzarote acusan a la Administración canaria de sucumbir a la "desidia" y dejar la toma de decisiones sobre la Escuela de Pesca "a la improvisación".

La ola de quejas entre empleados públicos en Canarias se extiende por el archipiélago. Con la polémica en el Ayuntamiento de Santa Cruz publicada en este diario aún candente, la Administración canaria asiste a la ‘rebelión’ del personal adscrito en otra de las islas, en este caso en Lanzarote. “La Escuela de Pesca siempre tuvo prestigio a nivel nacional y ahora está sumida en el declive por desidia” de las instituciones, aseguran.

Los empleados públicos de este centro formativo situado en Arrecife, capital de la isla, han asistido a lo que han denominado como un “deterioro de servicios públicos”. Según explican a El Confidencial Autonómico, parte de los recursos con los que cuenta el centro ya no cumplen con las “exigencias técnico-administrativas para su funcionamiento”.

Esta Escuela, también conocida como Instituto de FP Marítimo-Pesquero, está homologada para impartir varios cursos de formación marítima y empezó a funcionar en 1943.

Otro de las incidencias que han criticado tiene que ver con la externalización, una práctica que consideran “generalizada” y presente en otros ámbitos de la Administración canaria. “Es inadmisible que haya en el centro laborales temporales y funcionarios interinos con empeoramiento de sus condiciones y sueldo y, por otro lado, se privaticen determinados servicios”, afirman.

Sin capitán ni secretarios

La falta de personal cualificado es otra de las grandes preocupaciones de los empleados del centro. Su secretaría se encuentra “cerrada desde hace semanas” porque no cuenta con ninguno de los tres funcionarios que la atienden en condiciones normales.

Sin embargo, la vacante más urgente tiene que ver con el profesorado. “El buque-escuela lleva meses sin capitán de pesca”, explican, “una pieza fundamental en un instituto de estas características”. La viceconsejería de Pesca y Aguas ya ha hecho pública la convocatoria para el puesto de capitán de la embarcación, llamada ‘La Bocaina’, pero pasarán varias semanas hasta que el puesto sea cubierto.

Fuentes del CSI-F han instado al Gobierno de Canarias a que tome medidas antes de que comience “el inminente plazo de preinscripciones”, ya que ahora mismo los interesados por recabar información de estudios, cursos y titulaciones “se tienen que marchar sin dicha información o sin poder realizar determinados trámites”, sean de Canarias, la Península o el extranjero.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·