Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

El Ejecutivo de Paulino Rivero rechaza el aumento de la presencia militar en Fuerteventura. El Senado ha ‘blindado’ la isla como punto estratégico de Defensa contra el terrorismo islamista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El campo nacional de maniobras y tiro de Pájara, en Fuerteventura, se ha convertido en un punto estratégico para el Ministerio de Defensa después de años de inactividad. La última comisión sobre este asunto en el Senado refrendó los planes del Gobierno para recuperar este espacio con vistas a los episodios terroristas en Mali y Afganistán. Desde Coalición Canaria, partido que gobierna las Islas, critican que el Ministerio de Defensa no cuenta con su aprobación ni colaboración para reforzar militarmente esas instalaciones.

El senador Narvay Quintero, de Coalición Canaria, llevó a la última comisión de Defensa de la Cámara Alta una moción a la que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico para derogar el Real Decreto 600/2012, del 30 de marzo, por el que se declaró el campo de Pájara, de Fuerteventura, como ‘zona de interés para la defensa nacional’. Se debatió solicitar su cierre definitivo, algo que fue descartado por 16 votos en contra y 6 a favor.

De acuerdo con fuentes del Ejecutivo canario, el campo nacional de maniobras y tiro de Pájara, situado al sur de la isla, es un espacio de más de 40 millones de metros cuadrados. Su uso militar, indicó el parlamentario, cuenta con la “oposición” de las diferentes administraciones de la isla y el “rechazo” de “la inmensa mayoría de la sociedad”.

Esta área ha sido recuperada con vistas al ensayo de maniobras en zonas desérticas, tal y como adelantó El Confidencial Digital, como las que puede haber en Mali y algunas áreas de Afganistán, a unos 1.300 kilómetros de la ínsula canaria.

“Lo que omitió el ministro fue que en todo este proceso no contó en ningún momento con las administraciones públicas de la isla, a las que ha vetado y no ha querido recibir para explicar sus planes unilaterales”, explicó Quintero. También criticó la visita del titular de Defensa a la zona, el pasado 18 de marzo: aseguró que no avisó previamente “a ninguna institución insular, excepto a la delegada del Gobierno de Canarias”.

En palabras de Quintero ante la comisión, el Ministerio de Defensa “ha actuado con toda la legalidad del mundo” en sus decisiones respecto a las instalaciones militares de Fuerteventura, pero ha descrito su forma de actuar como “opaca, unilateral y sin sentarse a dialogar con las administraciones de Fuerteventura”.

La situación de las instalaciones de la Isla

El espacio, anteriormente una zona de interés medioambiental, pasó a manos del Ministerio de Defensa en 1973 y declarado de interés para la defensa nacional en 2012. Entre sus instalaciones está el acuartelamiento de Puerto del Rosario, capital de la isla, hoy sede del Regimiento de Infantería Ligera ‘Soria 9’; el cuartel ‘Teniente Coronel Valenzuela’ y varios puntos dentro de la Montaña de la Muda.

Recientemente, el Ejército de Tierra tenía previsto realizar ejercicios militares en la Isla de Lobos, al norte de Fuerteventura, un parque natural protegido, aunque no llegaron a tener lugar.

Según fuentes parlamentarias, el Cabildo y los ayuntamientos con intereses en la zona han celebrado sesiones plenarias extraordinarias para “expresar su malestar con el departamento de Defensa”. Según el senador Quintero, “todos en Fuerteventura, todos los dirigentes del partido que sustenta al Gobierno, del Partido Popular”, se han sumado esas iniciativas de rechazo.

La demanda histórica de Fuerteventura, según el senador canario, pasa por “recuperar todos estos espacios” y llegar a un acuerdo para su “desmantelamiento”. El parlamentario del grupo Mixto criticó que su pregunta para el Ministerio de Defensa sobre este asunto “ha quedado aplazada por segunda vez”, mientras que Pedro Morenés sí acudió a dar explicaciones sobre el reforzamiento militar de la zona ante el Congreso.

La comisión de Defensa resaltó la “utilidad y necesidad” de que permanezcan en la Isla de Fuerteventura “todos los destacamentos militares que allí se encuentran”, tal y como expresó el senador Óscar Luzardo, de Lanzarote, del grupo ‘popular’.

De acuerdo con fuentes del grupo socialista en el Senado, desde la llegada del Partido Popular al Gobierno de España, el Ministerio de Defensa ha duplicado sus terrenos en la isla, ampliando el campo de tiro de Pájara, las instalaciones de montaña de La Muda y recientemente el acuartelamiento de El Matorral.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·