Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

La caída de inmigrantes ilegales que llegan a España provoca un hecho inédito: el centro de internamiento de Ceuta esta al 50% y en Hoya Fría ya no se usa el patio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Centros de Internamiento de Inmigrantes están experimentando un importante descenso de su población, debido sobre todo al descenso del número de inmigrantes ilegales que trata de colarse en España. Ceuta y Hoya Fría (Tenerife) son de los que más lo están notando. La llegada de inmigrantes a España está disminuyendo sensiblemente. Así se refleja en los datos ofrecidos esta semana por Consuelo Rumí, secretaria de Estado de Inmigración. En 2008 llegaron un 23 por ciento menos de extranjeros por reagrupación, y se firmaron 50.000 contratos menos en origen. Otro indicador, al que no hizo referencia Rumí en su intervención, es el descenso de la presión fronteriza y como consecuencia, de la población de los centros de internamiento de inmigrantes (CIE). En Ceuta, uno de los puntos más conflictivos por su emplazamiento africano, ya notan un importante bajón en la presión de la frontera con Marruecos. Menos intentos de entrada y plazas libres en el centro de estancia temporal de inmigrantes. En la actualidad la ocupación está al 70 por ciento. Hay alrededor de 370 plazas cubiertas de un aforo total de 512. Canarias es otro de los puntos que recibe un gran número de inmigrantes. Uno de los CIE más importante de las islas es el de Hoya Fría. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el descenso de la población del centro ha provocado que ya no se utilice el patio como prolongación del edificio, como ocurría hasta ahora. El CIE de Hoya Fría ha tenido históricamente un problema de superpoblación de internos, ya que cuenta con 321 plazas fijas -dentro del edificio-, más 1.000 plazas supletorias en el patio, que cuenta con carpas y baños químicos. Sin embargo, los funcionarios de Hoya Fría y del resto de CIEs de Canarias auguran que con la llegada del buen tiempo primaveral y la mejora de las condiciones del mar se puede experimentar un repunte en la población de estos centros.