Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

Guerra entre los socialistas canarios para suceder a López Aguliar. Se barajan los nombres de José Miguel Pérez, Manuel Marcos, y Carolina Darias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Según fuentes del entorno del cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, Juan Fernando López Aguilar "está contento" de dejar la presidencia del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE), que espera su congreso para fechas "muy próximas", aunque aún sin concretar por la dirección nacional del partido. Para la sucesión de López Aguilar como presidente del PSC-PSOE y como candidato al gobierno autonómico, se barajan tres nombres: José Miguel Pérez, tradicional mano derecha de López Aguilar; el palmero Manuel Marcos, portavoz parlamentario en el legislativo insular, y Carolina Darias, delegada del Gobierno en Canarias. El ex-ministro de Justicia, ahora en muy malas relaciones con su primer mentor en la política canaria, Jerónimo Saavedra, siempre ha insistido en que debe ser el PSOE canario quien imponga su propio candidato autonómico. En Bruselas y Estrasburgo, López Aguilar, que ejerce como número dos de los socialistas europeos, está al cargo de una de las comisiones parlamentarias consideradas "fuertes", como es la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, en la que ha centrado la mayor parte de su trabajo, sin por ello abandonar su asistencia al Comité Federal del PSOE de cada lunes, ni los fines de semana en Canarias, ni los viajes. Entre estos, destacan en los últimos tiempos el realizado a Washington o el efectuado a Tayikistán en calidad de observador electoral. Asimismo, la presidencia española de turno ha hecho que multiplique sus reuniones con el comisario Joaquín Almunia o con el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido. Por otra parte, López Aguilar goza de una posición eminente entre los socialistas de la Eurocámara porque los socialistas españoles conforman el segundo grupo más numeroso, sólo por detrás de Alemania, situación que puede quedar emparejada cuando el PSOE reciba los dos eurodiputados más que le corresponden en aplicación de mecanismos previstos en el Tratado de Lisboa.