Miércoles 07/12/2016. Actualizado 13:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

Nuevas fotos esclarecedoras demuestran que los detenidos de la comisaría del Distrito Norte (Tenerife), pueden suicidarse a través de los ‘trastos’ que se guardan en las celdas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La falta de espacio en la comisaría del Distrito Norte, de Santa Cruz de Tenerife, provoca que herramientas punzantes, trastos viejos, y demás utensilios se guarden en una de las celdas de los calabozos, donde se encierra a los detenidos antes de prestarles declaración. Los delincuentes tienen al alcance de la mano estos objetos, que pueden servir para autolesionarse o suicidarse. Las instalaciones tienen cables, cajas de herramientas, material de obra, barras metálicas, mangueras o bolsas, objetos con los que cualquier detenido puede buscar hacerse daño a sí mismo. Los agentes de policía se quejan de estas deficiencias, tanto de higiene como de seguridad, afirmando que con ello se incumple con lo estipulado en la Instrucción publicada el pasado 20 de enero de 2.003, que establecía que "durante la estancia en el calabozo es necesario mantener una estrictas medidas de vigilancia tendentes a garantizar la integridad física de los detenidos y el respeto a su honor y dignidad, evitando posibles autolesiones". A todo lo anterior habría que sumar la falta de dispositivos de detección y extinción de incendios, así como de salidas de emergencia. Además, la comisaría tampoco tiene una sala para realizar los cacheos a los detenidos ni cámaras de video-vigilancia. Bajo estas líneas puede observar las precarias condiciones en las que trabajan los agentes en la comisaría y la cantidad de objetos que se acumulan en una de las celdas: